Pajín: "No voy a consentir que Cospedal llame fascista a Montilla. La única que ha llamado a la rebelión es Aguirre así que, en todo caso, que se dirija a ella"

Afirma que "la subida del IVA va a servir, entre otras cosas, para mantener las prestaciones por desempleo"

La Secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, aseguró, en una entrevista en Las Mañanas de Cuatro, que no va a consentir que Cospedal llame fascista a Montilla, porque participar en una manifestación es un ejercicio democrático y recordó que “la única que ha llamado a la rebelión públicamente contra algo aprobado en el Parlamento ha sido Esperanza Aguirre” así que, “en todo caso, que se dirija a ella”.

Pajín ha afirmado que “en Cataluña hace mucha falta dialogo y sosiego político”, y que “ese es el discurso que siempre ha mantenido el Partido Socialista frente a quienes, como el PP, han confrontado durante estos años, han llevado el Estatut al Constitucional, lo han recurrido y han recorrido toda España intentado enfrentar unos territorios contra otros”. “Ahora que han perdido ese objetivo que tenían, porque el Estatut es en un 95% absolutamente constitucional, están intentado volver a crispar”, añadió.

Subida del IVA

Pajín se ha referido también a la subida del IVA que hoy entra en vigor y ha señalado que es “absolutamente necesario” hacerlo para –entre otras cosas- “mantener la protección social y, por ejemplo, las prestaciones a los desempleados o los 420 euros para las personas que no tienen otros ingresos y no pueden sobrevivir de otra manera”.

La subida del IVA, recordó, se aplica en un momento en el que “bajan los ingresos del Estado” por efecto de la crisis, pero “no va a afectar a los productos básicos” y significará un incremento de tan solo unos céntimos en artículos como ropa, entradas para espectáculos, etc.

Explicó que “no somos los únicos que hemos elevado el IVA”, ya que en los dos últimos años también lo han incrementado otros países como Reino Unido, Portugal o Finlandia, y que nuestro país “parte de uno de los porcentajes más bajos” de aplicación de este impuesto. Además, a pesar de la subida, “hoy España tiene una presión fiscal menor de la que tuvo durante los gobiernos del PP”.