Pajín: "Un presidente de comunidad autónoma que ha mentido en sede judicial y parlamentaria no debería seguir haciendo política"

No acepta amenazas ni chantajes del PP para ser senadora

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha avisado a los dirigentes del PP que no acepta "amenazas" ni "chantajes" para autorizar su nombramiento como senadora por la Comunidad Valenciana y quiso aclarar que el PSOE no piensa callar ante las investigaciones de corrupción que puedan afectar a los populares. Por su parte, el PP se pregunta "de qué tiene miedo" Pajín por su posible examen en las Corts y cuestionó el "respeto" de la socialista al Parlamento valenciano.

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, rechazó las acusaciones del PP contra el Gobierno por un uso de las instituciones en contra de la formación liderada por Mariano Rajoy y remarcó que la actuación del PSOE ante el esclarecimiento de los casos de corrupción o de espionaje con supuesto dinero público en Madrid no son una cuestión de oposición, sino "una exigencia democrática". "En política, el chantaje no cabe. Si lo que pretende el PP, con este tipo de amenazas, es callar al PSOE, se equivoca. Nuestra obligación democrática, la que esperan de nosotros los ciudadanos, es llegar hasta el final en los supuestos casos de corrupción", sentenció.

"Los ciudadanos tienen derecho a saber y la oposición la obligación de esclarecer todas aquellas cosas turbias que cada día más planean sobre los Gobiernos de Madrid y de la Comunidad Valenciana", apuntó Pajín, quien añadió que "tenemos el deber ético de llegar hasta el final y de pedir todas las responsabilidades necesarias". "En política no todo vale", aseveró la dirigente socialista. Respecto a su nombramiento como senadora en las Corts

Valencianas, Leire Pajín explicó que no acepta amenazas ni chantajes del PP para acceder a ese cargo.

CONSPIRACIONES

Al margen del acceso de Pajín al cargo de senadora, la secretaria de Organización del PSOE indicó que "es claramente indignante" que "el Bigotes era amigo de dirigentes del PP, hacía regalos a dirigentes del PP, recibía el contrato de instituciones del PP y además fueron miembros del PP los que denunciaron el caso, y resulta que la conspiración es socialista".

Incluso, señaló que, con independencia del alcance penal de los hechos imputados a Camps, "hay cuestiones que son censurables y condenables política y éticamente". "En política no todo vale", continuó, "me parece absolutamente indecente mentir a unos ciudadanos, empezar diciendo que no conocía de nada al jefe de una trama corrupta para después saberse que eran amiguitos del alma y asegurar que se pagaba sus trajes cuando el auto deja claro que, cuando menos, eran un regalo".

Por esto, resaltó que Camps "no merece" seguir siendo presidente de la Comunidad Valenciana: "Un presidente de comunidad autónoma que ha mentido en sede judicial y parlamentaria no debería seguir haciendo política porque no merece el respeto de los ciudadanos valencianos". Asimismo, criticó que el PP "desvíe" la atención arremetiendo contra la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, o al fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido.

"No deja de ser absolutamente indignante que el PP, cuando hay una actuación judicial que le beneficia, dice que se ha hecho justicia y cuando hay una acción profesional en los mismos términos que investiga un caso de corrupción que les afecta, entonces se dedica a poner e...