Pajín valora la actitud de los eurodiputados del PP y asegura que es la que le gustaría ver a Rajoy "en España cada día"

"Estos días hemos escuchado mensajes que se acercan más a la extrema derecha europea que al sentir de los españoles"

GRUPO EDITORIAL PRENSA IBÉRICA.

BEGOÑA GALACHE Leire Pajín (San Sebastián, 1976), secretaria de Organización del PSOE desde 2008, defiende el liderazgo de Zapatero frente a propios y extraños. No hay sucesión, todavía.

Pregunta. A dos años para las próximas e generales ¿a quién interesa más abrir el debate sobre la sucesión de Zapatero, al PP o a algunos barones de su partido?

Respuesta. Ese debate no existe en el PSOE. No hay ni un solo cuadro en el partido que esté pensando que vaya a haber otro candidato que no sea el actual presidente del Gobierno. Además, no nos ocupa este debate porque quedan dos años y mucho trabajo por delante. Nuestro único objetivo y nuestro único debate interno son qué políticas ponemos en marcha para sacar al país de la crisis económica. Insisto, no contemplamos otra posibilidad.

-La renuncia de Aznar a repetir como candidato tras ocho años como presidente del Gobierno tuvo buena acogida tanto en las filas socialistas como en las populares. ¿Debería Zapatero hacer lo mismo?

-Soy de las que piensan que este tipo de decisiones no pueden ser matemáticas. Dependen de los liderazgos. Y el liderazgo depende del vigor del proyecto y de la empatía que siga manteniendo una persona a la hora de encabezar ese proyecto político. Hablamos de una segunda legislatura en la que hemos tenido aún más mayoría que en la anterior, en la que tenemos por delante un ambicioso proyecto que cumplir, que desarrollar, y por tanto queda mucho que hacer y mucho que dar. En su momento el Partido Socialista decidirá conjuntamente con la persona afectada, en este caso con el presidente del Gobierno. Yo tengo absolutamente claro, y como yo todo el partido, que lo mejor es que Rodríguez Zapatero siga siendo presidente durante la próxima legislatura, porque tiene proyecto político suficiente.

-Las encuestas dan ganador al PP si se celebraran elecciones ahora. ¿Le preocupa?

-Es una obligación de cualquier partido, y sobre todo de la Secretaría de Organización, estar muy atentos a las encuestas para saber lo que opinan los ciudadanos en cada momento y esforzarnos todavía más en acercarnos a la gente y explicar mejor las políticas cuando los ciudadanos son especialmente exigentes. Estamos en un momento difícil en el país y un ciudadano, cuando atraviesa un mal momento, a quien mira es a su Gobierno. Y las personas que más exigentes se muestran, en nuestro caso con el Partido Socialista, son las que peor lo están pasando. De todas formas, quedan dos años hasta las elecciones y es demasiado tiempo.

-En otra encuesta la mayoría de ciudadanos opina que los políticos son su segundo problema?

-Cuando una encuesta dice que los políticos somos un problema tenemos que tomar muy buena nota, desde luego. Y creo que éste ha sido un año especialmente malo para contribuir a un servicio público noble, en el que creo profundamente. Y ha sido malo en mi opinión por dos razones. Una, porque es cierto que cuando los ciudadanos tienen problemas de índole económica y no ven una solución al momento, creen que la política no les está resolviendo su problema. En segundo lugar, hemos vivido un año y medio de casos de corrupción absoluta, donde ha habido quien, además, ha intentado poner el ventilador y hacer creer que todos los políticos somos iguales, algo que yo niego rotundamente. Hay miles de concejales, de diputad...