Patxi López avisa que si gana tenderá la mano a todos los partidos, pero que ello no implica "un gobierno de coalición"

Defiende una reforma del Estatuto de Gernika que incluya una fórmula para consultar a los vascos en los temas de su competencia

El candidato del PSE a 'lehendakari', Patxi López, advirtió este jueves de que su intención es liderar un gobierno vasco que "busque siempre el acuerdo" y "tienda la mano a todos los partidos políticos para hacer país", pero dejó claro que no está hablando "de un gobierno de coalición o de un gobierno de unidad".

El líder de los socialistas vascos no precisó si, en caso de ganar las elecciones, para formar gobierno preferiría pactar con el PP o con el PNV. Pero además, advirtió a unos y otros de que se puede tener "sentido de Estado o visión de país" estando en la oposición, como ha demostrado el PSE alcanzando acuerdos con el Gobierno de Juan

José Ibarretxe.

"Espero que otros partidos, estando en la oposición a partir del 1 de marzo, asuman la responsabilidad de país que les corresponda y entiendan que buscar el acuerdo es lo fundamental", manifestó, durante un acto organizado por el Foro Nueva Economía.

En todo caso, dejó claro que el PSE no apoyará a Ibarretxe para que vuelva a ser lehendakari porque no se presenta a los comicios "para ser el salvavidas de nadie ni el acompañante fiel de nadie". "Si la ciudadanía en Euskadi vota cambio, habrá cambio, y el cambio solo se visualizará con un lehendakari socialista, no contemplamos ninguna otra posibilidad", remachó.

De hecho, argumentó que es Ibarretxe el que "se ha demostrado incapaz de buscar el acuerdo" y ha supuesto "un paréntesis" en la historia del País Vasco, que se ha construido mediante consensos. "La inmensa mayoría apuestan por el entendimiento y el acuerdo entre diferentes", enfatizó.

Así, López se presentó como el candidato del "cambio tranquilo" y el único capaz de liderar un gobierno "no para los frentes ni para las revanchas" sino para "hacer país entre todos". "Eso no significa que sea un gobierno de coalición", repitió, sino que el PSE ofrecerá a todos sus "proyectos de país". "Ya veremos después cómo sumamos para hacer ese Gobierno, pero creo que lo tenemos francamente fácil", aseguró además.

ABANDONAR LA "TRINCHERA"

En la misma línea, recalcó que el PSE ya ha dejado clara su intención de no volver a la política de "trincheras" y añadió que en el País Vasco ya "no se cree nadie" el recurso del PNV a alentar el temor de un "frente españolista".

Tampoco cala, opinó, el "latiguillo" de que él es un candidato "de mando a distancia" dirigido desde Madrid. "Cuando uno no tiene ideas ni un proyecto de país recurre a estos chascarrillos", les replicó a los dirigentes peneuvistas, antes de insistir en que el PSE "es el partido más antiguo de Euskadi".

D3M Y ASKATASUNA

Por otro lado, López se mostró convencido de que el Estado de Derecho "va a impedir que en unas elecciones democráticas haya una formación política que sea una mera tapadera para que una banda terrorista tenga cobertura política, financiación y respaldo social".