Patxi López dice que cuatro años más de Ibarretxe significan más conflicto

González pide en Eibar el voto de los nacionalistas moderados para el PSE-EE

El candidato socialista a lehendakari, Patxi López, ha asegurado este martes en Eibar (Guipúzcoa) que cuatro años más de Gobierno de Juan José Ibarretxe (PNV) "significarían más conflicto y confrontación".

López participó en un acto electoral junto al ex presidente del Gobierno Felipe González en el frontón Astelena de la localidad armera, donde en febrero de 1976 tuvo lugar el primer mitin de la democracia y que se encontraba abarrotado de militantes y simpatizantes socialistas.

Durante su intervención, López ha criticado duramente a Ibarretxe del que ha dicho que "ahora va de gestor eficiente" ocultando "sus intenciones" e "intentando meter miedo" durante toda la campaña, "inventándose frentes de socialistas y populares que ni existen ni existirán".

Ha recordado al candidato del PNV que los socialistas arriesgan "la vida" por la "libertad" y la "democracia" en Euskadi, levantándose "una y otra vez ante los golpes de la violencia" para hacer posible la convivencia entre vascos", al tiempo que ha recalcado que su partido no va a gobernar el País Vasco desde Madrid, sino desde Ajuria Enea y desde "todos y cada uno de los pueblos" de esta comunidad.

Por su parte, González se ha mostrado convencido de que Patxi López vencerá en los próximos comicios vascos y ha puesto como ejemplo las elecciones generales que ganó el PSOE en 1982 y que, según ha dicho, pudieron llegar a haber ganado también en 1996 si los socialistas "no hubieran bajado los brazos", al contrario de lo que hace el PP que "tiene una crisis del diablo" pero "dimite un socialista", ha dicho en alusión a la dimisión del ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo.

González ha centrado la mayor parte de su discurso en describir los efectos globales de la crisis actual, en su opinión la más grave desde 1929, para rechazar la tesis de Ibarretxe de que en Euskadi se sienten menos los efectos de esta mala coyuntura económica.

Ha defendido en este sentido la necesidad de suscitar "un gran diálogo y un nuevo pacto social para afrontar la crisis y salir de ella con fortaleza, y ser capaces de competir en la economía global", para lo que será necesario "enfrentar la realidad y dar la cara sin cuentos".

El ex presidente del Gobierno ha insistido en la importancia de "salvar empleo" y de no perder el tren de la sociedad del conocimiento, al tiempo que ha expresado su preocupación por "la necrosis empresarial que se está produciendo tan rápidamente en España" de la que, según ha indicado, no responsabiliza a la banca, si bien se ha mostrado partidario de capitalizar a los bancos que lo necesiten, pero mediante la fórmula de participar directamente en su accionariado.

Finalmente, González ha pedido el voto de los nacionalistas moderados para el PSE/EE y ha dicho a ETA que "pierda toda esperanza" de doblegar a la sociedad vasca y española, tras lo que ha reclamado a Patxi López que "no ceda" a la "tentación" de no presentar su candidatura a lehendakari, si cuenta con los apoyos necesarios para hacerlo, "lo diga quien lo diga", porque es su "responsabilidad".