Patxi López: el mando del Gobierno Vasco estará en Ajuria Enea, no en Sabin Etxea

"No se puede gobernar atrincherándose frente a los ciudadanos y dándoles la espalda", dice_x000D_

El candidato a lehendakari por el PSE-EE, Patxi López, ha afirmado este martes que el "mando a distancia" del futuro Gobierno Vasco "va a estar en Ajuria Enea y no en Sabin Etxea (sede del PNV), como hasta ahora".

López ha comparecido este martes ante los medios de comunicación en Vitoria, después de mantener una reunión con el alcalde de la ciudad, Patxi Lazcoz.

El candidato socialista se ha referido a las afirmaciones de dirigentes del PNV de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pretende con López un "lehendakari con mando a distancia desde Madrid".

"El mando a distancia del próximo Gobierno Vasco no va a estar fuera de Ajuria Enea, no va a estar en Sabin Etxea, que es como ha estado hasta ahora, y va a dar cobertura a todos y cada uno de los ciudadanos de este país", ha respondido.

Según el candidato socialista, esto tiene que ser así porque "de ninguna manera se puede gobernar atrincherándose frente a los ciudadanos y dándoles la espalda como se ha hecho en los últimos diez años".

Ha criticado que el candidato a la reelección por el PNV, Juan José Ibarretxe, hable ahora de que "confía en la sociedad y en los ciudadanos", cuando ha estado diez años "sin hablar con ellos, sin contar con ellos".

Sobre los lemas de EB en torno a que hay un frente del PSE-EE y del PP, López ha considerado que el "único frente que ha habido en este país en los últimos años ha sido el de la coalición de Ibarretxe, la de del PNV, EA y su acompañante mudo, EB, que ha asumido todos y cada uno de los planteamientos soberanistas excluyentes con tal de seguir en el poder".

También ha hablado de las dudas de Ibarretxe sobre si la reforma del Estatuto que propugna López es para "rebajar" el autogobierno, y ha explicado que su planteamiento de actualizarlo es para "reconocer que no partimos de cero, que no hay que reinventar la historia todos los días" y para poner el concepto de ciudadanía como "frontispicio del autogobierno frente a las identidades con las que algunos clasifican a los ciudadanos".

Ha añadido que la actualización del Estatuto que propugna es para asumir que el acuerdo sobre las transferencias es un acuerdo "pendiente en Euskadi" y no con el Gobierno español y para "recuperar el entendimiento y el sentido de pacto" del Estatuto.

A preguntas de los periodistas, ha negado que sus planteamientos de Gobierno partan de la necesidad de que el PP le apoye su investidura y ha dicho que si gana las elecciones buscará el "máximo apoyo posible", sin que eso quiera decir un gobierno de concentración.

"Nuestras propuestas son incompatibles con el PP si practica el antinacionalismo y el antisocialismo y con un Ibarretxe que juega permanentemente a la división y al enfrentamiento en el que nos sentimos excluidos más de la mitad de los ciudadanos de este país", ha concluido.