Patxi López se compromete a "actualizar" el Estatuto "mediante el consenso"

Se compromete a actualizar el Estatuto de Gernika para "recuperar el pacto entre diferentes que supone ese compromiso estatutario"

El secretario general del PSE-EE y candidato a lehendakari por esta formación, Patxi López, se ha comprometido hoy a "actualizar" el Estatuto de Gernika, "pero sólo mediante el consenso", para "recuperar el pacto entre diferentes que supone ese compromiso estatutario".

López ha participado en un acto político en la Casa de Juntas de Gernika, adonde ha querido acudir porque "el Árbol de Gernika ha sido siempre símbolo de la libertad de los vascos" y donde ha estado acompañado por el presidente del Senado, Javier Rojo, y diversos dirigentes del PSE-EE, como Jesús Eguiguren, Rodolfo Ares y José Antonio Pastor.

El candidato socialista ha centrado su discurso en la defensa del autogobierno y en citar las razones para ello, así como para subrayar la necesidad de iniciar "un nuevo tiempo" de "unidad" y de políticas de diálogo y pactos.

"Hay quien quiere que Euskadi se mire en el espejo de Kosovo o Montenegro. Yo quiero que Euskadi siga mirando a la España plural y a la Europa cada vez más unida que estamos construyendo entre todos", ha resaltado.

"La ciudadanía que nos hace iguales y no la identidad que nos divide debe figurar en el frontispicio de este estatuto renovado", ha dicho el candidato socialista a lehendakari, que ha subrayado que el Estatuto de Autonomía "es el instrumento que nos garantiza el derecho a decidir".

López ha asegurado que no quiere el autogobierno "para satisfacer orgullos localistas de vuelo corto, ni para estar todo el día a broncas con el Gobierno central", sino que lo quiere "para que el país avance, todo el mundo viva mejor, unir a los demócratas, garantizar las libertades, la seguridad, el progreso y la deslegitimación ética, política y social del terrorismo de ETA".

"Lo quiero para enfrentarnos a la crisis económica utilizando el diálogo con sindicatos y empresarios. En fin, para que sirva para vertebrar el país, cohesionar a la sociedad vasca e impulsar políticas", además de para "vivir en una Euskadi sin fronteras y abierta al mundo", ha sentenciado.

Ha señalado que "la política de frentes en Euskadi tiene fecha de caducidad: el 1 de marzo. Ese día, los ciudadanos van a pasar página y a acabar con diez años de desacuerdo entre vascos", durante los que "se ha pretendido imponer y dividir, olvidar y marginar lo esencial: que todos somos vascos", ha afirmado.

El PSE, ha añadido, no desea "más broncas ni divisiones", por lo que no va a dedicar "ni un minuto a buscar conflictos artificiales con nadie y sí todo el tiempo a buscar entendimientos para gobernar". "Es la hora de arrimar el hombro y remar todos en la misma dirección, la hora de los grandes acuerdos, el de la paz, contra la crisis, el educativo, el de la vivienda y el de la innovación", ha enfatizado.