Patxi López se propone conformar un gobierno en solitario "con los mejores", aunque no tengan "carnet socialista"

Se plantea convocar de forma inmediata a empresarios y sindicatos para afrontar la crisis y a los partidos "para recuperar consensos"

El secretario general del PSE-EE y candidato a lehendakari, Patxi López, se plantea como objetivo gobernar en solitario en Euskadi tras las elecciones del 1 de marzo, con apoyos de otros partidos para sacar adelante sus políticas. Además, aseguró que su Ejecutivo estará formado por "los mejores" para afrontar el doble reto de "superar la crisis y derrotar el terrorismo", aunque "no tengan carnet socialista".

En los desayunos de 'Forum Europa-Tribuna Euskadi', López insistió en que, "si la ciudadanía vasca vota cambio, habrá cambio, y sólo se visualizará con un lehendakari socialista". "Si los vascos quieren abrir un nuevo tiempo en este país, habrá un lehendakari socialista y pondrá en marcha un gobierno para el que buscará el apoyo de todo el mundo, pero que no será un Gobierno ni de frentes, ni antinacionalista, ni antipopular, ni antinada, sino en defensa de todos".

En esta línea, defendió su "preferencia" por gobernar "solos", aunque pretende contar con el apoyo de otros partidos para realizar sus políticas. "Ahí se verá la grandeza de cada uno de los partidos. Los socialistas hemos demostrado que, aún en la oposición, nos hemos responsabilizado el país y hemos sacado adelante las leyes más importantes", añadió.

El líder del PSE-EE aseguró que la primera medida que abordará, "cuando gobierne", será convocar a sindicatos y empresarios a una mesa de diálogo social "para poner en marcha un plan de choque contra la crisis".

Además, afirmó que la segunda será "otra convocatoria" a los partidos democráticos "para recuperar consensos y el pacto que defina el marco de autogobierno y de convivencia de este país mediante la actualización del Estatuto".

Tras rechazar que pretenda reclutar a los miembros de su Gabinete en las casas del pueblo, subrayó que su Ejecutivo "será de los mejores" y estará integrado por personas "independientemente del carnet político que tengan en el bolsillo". "Estamos convencidos de que hay más socialistas fuera del partido que fuera", dijo.

Patxi López recordó que "faltan 24 días para el cambio, para una cita con las urnas que va a marcar un antes y un después en la política vasca".

CRISIS

Respecto a la crisis, recordó que "se ha metido de lleno en nuestras casas y en nuestras empresas", y subrayó "lo preocupantes" que son las últimas cifras del paro, que alcanzan los 110.000 desempleados en Euskadi, lo que supone, "al margen de la propaganda oficial", que el desempleo registrado "en el último cuatrimestre ha sido un 40 por ciento superior a la tasa española".

A su juicio, superar la actual situación económica es "un reto de gran envergadura" y, por ello, apostó "un nuevo liderazgo que una, integre y sume" porque "la división es un lujo que los vascos no nos podemos permitir nunca, pero mucho menos en los tiempos que corren".

El líder de los socialistas vascos afirmó que está "decidido a pasar la página de la división y del enfrentamiento en Euskadi para buscar la unidad de todos, también de todos los agentes económicos y sociales para salir de la crisis reforzados y cuanto antes".

LA TRAYECTORIA DE IBARRETXE

En este sentido, se refirió a las declaraciones realizadas por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, en las que a...