Patxi López: si gana el PSE no peligra nada, salvo los sillones del PNV

Encuentro en la cima del monte Besaide, punto de unión de los tres territorios vascos

El candidato socialista a lehendakari, Patxi López, ha destacado este miércoles que, si el PSE gana las elecciones, "no peligra ni el autogobierno, ni el Concierto Económico, ni la economía, ni la ikurriña, ni nada", sólo "los sillones" en los que el PNV "lleva instalado toda la vida".

López ha participado esta mañana en un acto electoral en la cima del monte Besaide, punto de unión de los tres territorios vascos, donde, de manera simbólica, los miembros de las candidaturas de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa se han reunido tras acceder a la cumbre por caminos procedentes de los tres territorios.

Una vez juntos, López, en compañía de los cabezas de lista por Vizcaya, Álava y Guipúzcoa, José Antonio Pastor, Txarli Prieto e Iñaki Arriola, respectivamente, ha colocado la última pieza de un puzzle con el lema "Punto de encuentro" escrito bajo un cuadrado de fondo rojo y flechas blancas y verdes, imagen utilizada con frecuencia en las últimas fechas por el PSE para simbolizar una ikurriña en cuyo centro caben todas las personas.

"Venimos aquí a decir que la Euskadi auténtica es la que acoge a todos y no excluye a nadie, la que no nos clasifica en ciudadanos de primera y segunda y la que no trata de imponer a todos proyectos rupturistas que una parte de la sociedad no acepta", ha dicho López en un discurso centrado en las críticas al PNV e Ibarretxe y en recalcar las ideas de unión, suma, acuerdo y entendimiento que propugna su partido.

Ha instado a Ibarretxe y a la formación jeltzale a que "dejen el discurso del miedo con el que llevan toda la campaña y de asustar a los electores con los cuentos sobre desastres que ocurrirán si el PNV sale del Gobierno porque ni peligra el autogobierno, ni el Concierto, ni la economía, ni la ikurriña, ni nada".

"Aquí sólo peligra la división, la falta de cooperación entre gobiernos y administraciones o entre territorios que Ibarretxe ha alimentado de forma irresponsable durante estos diez años y la desesperanza y la resignación de pensar que nada puede cambiar en Euskadi y que estamos condenados a no entendernos. Aquí sólo peligran los cómodos sillones en los que, a la sombra del poder, llevan instalados toda la vida", ha insistido.

Ha criticado las palabras pronunciadas ayer por el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, que aseguró que es tan difícil que López llegue a ser lehendakari como "ver a un cerdo volando", sobre las que ha dicho que se realizaron "con ese sentido patrimonialista de los que se creen que Euskadi es su batzoki particular" y que fueron "un insulto a los miles de ciudadanos que con su voto van a apostar por el cambio".

"Sus palabras sólo demuestran un escaso talante democrático. Lo siento por él porque cuando mire para arriba va a ver un cielo totalmente encapotado, no de cerdos voladores, sino de gente que no está dispuesta a seguir aguantando la chulería de quien cree que les corresponde el poder por derecho divino y de quien piensa que puede hacer lo que le da la gana en este país porque es suyo", ha enfatizado.

Ha añadido que quiere "reivindicar" la ikurriña "como símbolo de unidad y libertad de este país" en contraposición al cabeza de lista por Guipúzcoa del PNV, Joseba Egibar, del que ha señalado que la utiliza para "separar, clasificar, insultar o agredir a una parte de la sociedad vasca".

López ha sentenciado que, frente a su "voluntad de sumar a la s...