PEDRO SÁNCHEZ: “A Rajoy no se le espera, pero está, así que hagamos que deje de estar el próximo 26 de junio”

Asegura que “después de cuatro años de inmovilismo y cuatro meses de absentismo laboral del presidente del Gobierno, los españoles tenemos la enorme oportunidad de poner fin al gobierno de Mariano Rajoy”.

30/04/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró hoy que “las elecciones del 26 de junio tendrán un claro mensaje: o apostamos por el cambio o apostamos por la inmovilidad de Mariano Rajoy”.

 

En la reunión del Comité Federal celebrada esta mañana en Ferraz, el líder socialista ha insistido en que, “después de cuatro años de inmovilismo y cuatro meses de absentismo laboral del presidente del Gobierno, los españoles tenemos la enorme oportunidad de poner fin al gobierno de Mariano Rajoy”. “A Rajoy no se le espera, pero está, así que hagamos que deje de estar el próximo 26 de junio”, añadió.

 

Aseguró que “el Partido Socialista sale a ganar las elecciones, a ganar al PP”, apelando y convocando a la “España vital”, y con el objetivo de “tener un gobierno activo que de verdad afronte el problema de la desigualdad social, de la falta de oportunidades que sufren millones de personas y que regenere la vida democrática en nuestro país poniendo fin a la corrupción que afecta al principal partido en nuestro país”.

 

Tras defender el papel desarrollado por el PSOE en los cuatro meses transcurridos desde las elecciones del 20 de diciembre, Sánchez se ha mostrado convencido de que “la sociedad española ha visto crecer al Partido Socialista Obrero Español”,  en su intento de hacer posible un cambio sensato, progresista y reformista.

 

Y, tras pedir a sus compañeros “unidad y confianza en vuestro secretario general”, ha asegurado que “estamos en mejores condiciones de ganar las elecciones que el 20 de diciembre”, porque los ciudadanos “han visto en el Partido Socialista un verdadero instrumento de cambio; una organización que cumple con la palabra dada; que antepone el interés general a su interés particular; que habla de soluciones y no de sillones; que habla de propuestas y no se centra en los reproches”.

 

Por ello, ha anunciado su “paso el frente”, para “volver a ser el candidato a la presidencia del Gobierno del Partido Socialista Obrero Español” y ha pedido a todos “orgullo y trabajo, porque esta vez sí, vamos a ganar al PP”.

 

El inmovilismo de Rajoy

 

Sánchez ha explicado que el inmovilismo de Rajoy alcanza a elementos tan vitales como el sistema de financiación de las CCAA que, al no haber sido renovado, hace que muchas autonomías estén infra financiadas y no tengan los recursos necesarios para garantizar la cohesión social.

 

Ese “inmovilismo del Gobierno” existe también frente al desempleo y prueba de ello es que  tenemos más de 4.100.000 españoles desempleados, de los que 2.700.00 sufren el paro de larga duración, y que a ello se suma el aumento del número de hogares con todos los miembros en paro y al hecho cierto de que son las mujeres quienes más están padeciendo el desempleo, los recortes y la precariedad laboral impuesta por el PP.

 

También denunció Pedro Sánchez esa parálisis “para hacer frente a los problemas de desigualdad” y a la hora de afrontar “una verdadera reforma fiscal que haga que aquellos que más tienen paguen más”. E igualmente para “resolver la crisis en Cataluña” o “asumir en primera persona –tanto el Gobierno como el PP- los casos de corrupción y una justa demanda de regeneración democrática que está pidiendo la sociedad española al Partido Popular”.

 

Por tanto, insistió Sánchez, “la elección del próximo 26J es bien clara: o cambio o inmovilismo. O cambio o continuismo de un presidente del Gobierno que, por cierto, no aceptó los resultados del pasado 20 de diciembre”, porque “no ha reconocido que su incapacidad para poder dialogar y para poder tender puentes con otras formaciones políticas”.

 

Pablo Iglesias, “aliado inesperado” de Rajoy

 

También ha tenido palabras Pedro Sánchez para el líder de Podemos a quien ha llamado “aliado inesperado” de Rajoy y al que ha echado en cara que “nunca quiso que hubiera un presidente del Gobierno socialista en España”.

 

Sánchez ha asegurado que “el adversario del PSOE no es Podemos, se llama desigualdad, corrupción y falta de oportunidades laborales, y por eso queremos poner punto y final al Gobierno de Mariano Rajoy”.

 

“Yo no aspiro a asaltar los cielos”, como dice Iglesias, “tan solo quiero sacar a los españoles del infierno de la desigualdad en el que les ha metido las políticas de recortes de la derecha”.