PEDRO SÁNCHEZ aboga por la celebración de un Congreso para que “el Partido Socialista tenga una única voz”

Plantea que previamente, en octubre, la militancia elija al secretario general que marque “la posición” del PSOE frente a la actual situación política en España.

26/09/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido hoy la necesidad de que su partido celebre ya un Congreso Federal, eligiendo previamente mediante primarias entre su militancia al secretario general, para clarificar la “posición del partido” y que así “el Partido Socialista tenga una única voz”.

En la rueda de prensa que ha tenido lugar tras la reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva socialista, Sánchez ha reconocido que existe en el seno del PSOE un “debate de fondo, no menor” sobre “la posición que debe tener” su partido “en el escenario político durante los próximos años”.

“Yo como secretaria general defiendo que el Partido Socialista no puede tener una posición subalterna al PP y que tenemos que ser la alternativa al PP”. “El PSOE debe ser un partido claramente definido de izquierdas, diferenciado del PP, con capacidad de dialogo con todas las formaciones política y con un proyecto autónomo, fuerte y unido”, subrayó Sánchez.

En su opinión, el PSOE tiene tres opciones: “o se apoya a Rajoy, o terceras elecciones, o un Gobierno alternativo y de cambio. No hay más opciones”. En este sentido, defendió que “el PSOE tiene que ofrecer una solución al bloqueo político del señor Rajoy, como alternativa que es al PP”.

“Estamos ante una decisión trascendental para el PSOE,-explicó- porque si nos abstenemos, el PSOE se posicionará en una situación subalterna respecto al PP y yo no quiero eso para el Partido Socialista Obrero Español”, dijo.

Por ello, defendió que “el PSOE tiene que intentar liderar una alternativa de Gobierno de cambio con todas las fuerzas”. “Mi posición es No a la Rajoy, No a terceras elecciones y Sí a un Gobierno de cambio”.

Explicó que, frente a esta, existe otra posición política “legítima” y “defendida por dirigentes políticos significativos del Partido Socialista, que creen que debemos abstenernos, y otros líderes territoriales que consideran que, con 85 diputados, no debe ni siquiera plantearse la opción de poder gobernar”. En su opinión, se trata de una opción que se está defendiendo de manera cada vez más clara y según la cual “el PSOE, para evitar unas terceras elecciones, debería facilitar la investidura de Rajoy como presidente”.

“Creo que ha llegado la hora de que planteemos ese debate al órgano que corresponde que no es otro que la militancia a través de un Congreso”; de ahí que el líder socialista vaya a someter su celebración “a la consideración y a la votación del Comité Federal” del próximo sábado, 1 de octubre, de manera que tenga lugar el 23 de octubre la elección del secretario general en un proceso de primarias y la celebración del Congreso a primeros de diciembre.

“Necesitamos debatir, necesitamos votar y creo que, una vez debatido y votado, lo que es muy importante es que el Partido Socialista tenga una única voz; no lo que ha ocurrido hasta ahora”. En definitiva, que “una vez que hayan decidido los militantes la posición política a través de la elección de la persona que va a administrar esa posición, el conjunto de la organización lo secunde y haya solamente una voz, la de su secretario general”. “Se lo debemos a los militantes ya  los votantes del PSOE, que nos piden claridad, coherencia y unidad en el mensaje”.

A su juicio, el Congreso “será el momento de hablar claro”. “Quiero que en ese Congreso, aquellos compañeros y compañeras que consideren que tienen un proyecto mejor que ofrecer a la organización, y, en consecuencia, al país, que den un paso al frente y que lo defiendan. Y si ganan, seré la primera persona en ayudar y garantizar la unidad. Me gustaría que fuese también al revés si mi proyecto es el ganador”.

Pedro Sánchez ha insistido en que él se va a presentar a ese proceso de primarias –tal y como ha comunicado a su Ejecutiva- “para defender un PSOE de izquierdas, unido, dialogante con todas las formaciones políticas, claramente diferenciado del PP y que aspira de nuevo a ser la alternativa al Partido Popular y a ser el proyecto mayoritario entre el electorado de izquierdas”.

A preguntas de los periodistas, Sánchez se mostró convencido de que “la mayoría del Comité Federal no va poner reparos a que se celebre el Congreso” y de que  de la reunión del sábado “saldrá la convocatoria del Congreso”.

Asimismo, dejó claro que con los plazos que plantea la dirección, habría tiempo suficiente tanto para formar gobierno, como para que el partido pudiera  abstenerse, en caso de que ganaran los que defienden esta opción.

“Ha llegado el momento, es la hora de hablar claro, de decirle al país qué piensa y qué ofrece el PSOE”, concluyó.