Pedro Sánchez aboga por un cambio en Europa que convierta la unión económica en "una unión de ciudadanos", de la mano de "una nueva generación de líderes políticos socialistas"

Mantuvo un encuentro de trabajo con Matteo Renzi centrado en la situación económica

FOTOS EN EL CANAL DEL PSOE EN FLICKR

El Secretario General, Pedro Sánchez, ha abogado esta mañana en Bolonia (Italia) por un cambio en Europa para transformar la unión económica en una unión de ciudadanos, un cambio que debe venir de la mano de “una nueva generación de líderes políticos socialistas que estamos dispuestos a cambiar Europa”.

Sánchez se ha manifestado en estos términos en declaraciones efectuadas en la Fiesta de L’Unità del Partido Democrático, a la que asiste en el que es su primer viaje internacional como número 1 del PSOE y en donde ha mantenido un encuentro de trabajo esta mañana con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, en el que han abordado la situación económica de Europa y de ambos países. El político socialista asiste a este evento acompañado por la responsable de Relaciones Internacionales, Carme Chacón.

El Secretario General considera que esa “nueva generación” de la que él forma parte es la que debe gobernar “para el conjunto” de la sociedad europea y para “el conjunto de generaciones”, de tal forma que el continente avance, no se estanque y cambie desde una “unión económica” hacia una “unión de ciudadanos”, en la que se garanticen oportunidades para todos, y muy especialmente para los desempleados, en donde se preserven la justicia social –con la garantía de los servicios del Estado del Bienestar-, la igualdad y las libertades.

Sánchez ha explicado que acude a Bolonia para exponer una serie de propuestas que ya ha trasladado a Matteo Renzi para “cambiar el rumbo” de la política económica de la UE. El líder socialista ha enfatizado que su primer objetivo es que la UE se comprometa a crear empleo, “y para ello, hay que poner a trabajar a todas las instituciones europeas”, movilizando recursos en “planes específicos” para países con tasas de paro superiores al 15% y poniendo en marcha políticas para “reindustrializar Europa y España”, porque “así haremos que la recuperación económica sea real y llegue a todos los españoles y todas las españolas”.

El Secretario General se ha definido en este encuentro con los medios como un “profundo europeísta” y ha recordado que el socialismo “es europeísmo”, al tiempo que ha destacado el papel de líderes como Felipe González o Jacques Delors. “Europa está en una encrucijada; tenemos que cambiar. Y frente al populismo de unos y a la resignación de otros, creo que el socialismo tiene mucho que aportar de ganas de futuro, de cambio y sobre todo de progreso y de justicia social, y a eso me voy a dedicar en España y voy a contribuir también a ello en Europa”, ha afirmado.

En el turno de preguntas de la prensa, el líder socialista ha subrayado que el PSOE derogará la reforma laboral “en cuanto lleguemos al Gobierno” y ha avanzado que los socialistas defenderán medidas de apoyo dirigidas a que vuelvan a nuestro país los jóvenes que lo han dejado en esta crisis y a los mayores de 45 años en desempleo. Además, ha defendido una reforma fiscal que alivie la carga sobre clases medias y trabajadoras y que concentre sus esfuerzos en la lucha contra el fraude fiscal y en el establecimiento de un impuesto de grandes fortunas, así como que se revisen las escalas salariales, “porque no puede ser que altos ejecutivos que están ganando millones de euros mientras se exige auster...