PEDRO SÁNCHEZ acusa a Rajoy de “abandonar a su suerte” a los refugiados y asegura que si gobierna hará de España “un país de acogida”

En el debate sobre la última reunión del Consejo Europeo, considera “una auténtica vergüenza” que nuestro país haya reasentado únicamente a 18 personas y pide “ir a buscar activamente a esos 18.000 refugiados que nos hemos comprometido a acoger”.

06/04/2016

El presidente del Grupo Socialista en el Congreso, Pedro Sánchez, acusó hoy al gobierno de Rajoy de “abandonar a su suerte” a los refugiados llegados a Europa y “no haber sido leal a los acuerdos alcanzados como país” en esta materia.

 

En su intervención en el debate sobre la reunión del último Consejo Europeo, centrado en la crisis de los refugiados, Sánchez ha recordado que “el balance real” de la política del gobierno de Rajoy ante esta crisis es haber recibido “solo 18 refugiados”; algo que calificó de “una auténtica vergüenza” y “la prueba del algodón” que demuestra los incumplimientos de su gobierno.

 

“Es una vergüenza que nos hace usted pasar a todos los españoles, cuyas Comunidades y municipios están esperando poder ejercer esa solidaridad que usted les niega, negándosela a los propios refugiados y negándosela también a los socios europeos que los acogen con enormes dificultades”, ha dicho el secretario general del PSOE, para quien en esta, como en otras muchas cuestiones, “no existe sintonía entre el gobierno del PP y la opinión pública española”.

 

En su opinión, no se puede como ha hecho Rajoy “pedir cuotas y esperar que los refugiados piensen en España”, pues “están deslumbrados por Alemania, Austria y los países nórdico”. “Hay que ir a buscar activamente a  esos 18.000 refugiados que nos hemos comprometido a acoger” y “no esperar a que Turquía cobre por retenerlos o Alemania estalle en conflictos por acogerlos. Eso es lo que yo haría inmediatamente si fuera presidente del Gobierno: cumplir con los compromisos que usted ha venido incumpliendo sistemáticamente desde el verano pasado”, subrayó el líder socialista.

 

Desde la tribuna el Congreso, Pedro Sánchez ha recordado a Rajoy el consenso parlamentario que exigía oponerse a las expulsiones colectivas y le ha instado a “exigir a las autoridades europeas” un verdadero tratamiento individualizado con expedientes personales. Esto es, que el acuerdo se respete y “no se produzca una devolución de todos los refugiados que vengan de Turquía por el solo hecho de venir de Turquía”.

 

“Convertiré a España en un país de acogida”

 

En otro momento de su intervención, Pedro Sánchez ha asegurado que “si soy presidente del Gobierno convertiré a España, como ya lo son otros estados europeos, en un país de acogida”. Un país “con estructuras políticas, jurídicas y administrativas de acogida. Con un papel de referencia de acogida y con una voluntad decidida de promover en los organismos internacionales y en la UE una política eficaz de acogida”.

 

De manera más inmediata, y para “los sirios desplazados por su conflicto civil”, Pedro Sánchez detalló diez actuaciones a desarrollar. Así, afirmó que “tenemos que defender un cumplimiento leal y no puramente formal de toda la legalidad internacional en materia de asilo y refugio” y “una verdadera y completa política europea común de asilo y refugio, que incluya la revisión del sistema de Dublín”. En este punto ha valorado como “una muy buena noticia” la propuesta de la Comisión Europea de crear una Agencia Europea de Asilo.

 

Apeló igualmente a “ser solidario con los países de la Unión que son lugares de llegada, tránsito o destino del flujo de refugiados, cumpliendo con nuestras obligaciones de reubicación y valorando la ampliación del número de refugiados a acoger, en línea con las peticiones de ACNUR”. Y a ser solidario también “con los países vecinos de Siria que acogen una desmesurada cantidad de refugiados con unos medios ínfimos, mediante una política de reasentamientos de medio plazo”.

 

Se comprometió también a “mantener relaciones francas y leales con Turquía en materia de refugiados y de Derechos Humanos, reconociendo su esfuerzo en el primer ámbito y denunciando sus carencias en el segundo” y a “dar preferencia en las reubicaciones y reasentamientos a los individuos o familias en riesgo como menores no acompañados, discapacitados, enfermos o madres solas con hijos”.

 

En sexto lugar, abogó por “explorar todas las vías humanitarias para la llegada de personas necesitadas de protección, desde los visados humanitarios expedidos por nuestras legaciones a las reunificaciones familiares,  pasando por becas para estudiantes, adaptaciones laborales o patrocinios privados”.

 

También, –continuó- “tenemos que concertar las políticas de reubicación y reasentamiento con las CCAA y la FEMP, distribuyendo proporcionadamente a las responsabilidades asumidas los fondos europeos para estos fines”. Y “consultar la política general de refugio con las agencias pertinentes de la ONU y con las ONGs especializadas, activando para ello una Comisión Interministerial específica”.

 

En noveno lugar, “realizar con carácter inmediato una campaña de sensibilización que refuerce el compromiso solidario que los españoles muestran en las encuestas y que corte de raíz cualquier intento de criminalización o xenofobia”. Y, finalmente, “colaborar de todas las formas posibles en los esfuerzos de la comunidad internacional para el alto el fuego en Siria y para una solución de medio y largo plazo al conflicto que está en el origen de la actual crisis de refugiados”.

 

“Eso haría mi Gobierno, a diferencia de lo que ha hecho el suyo: Remolonear, poner excusas, crear prejuicios, difundir rumores, desatender sus obligaciones, ignorar a las peticiones de CCAA y Ayuntamientos, olvidarse de la sensibilización, no desarrollar la ley y esconderse tras los pliegues de Bruselas sin mostrar ni una sola opinión o propuesta propia”.

 

“Señor Rajoy, por inacción o por incumplimiento de sus compromisos, con usted como presidente del Gobierno, España ha dejado de pertenecer al corazón de las decisiones de la Unión Europea” y, por ello, “esta también es una razón para poner fin a sus cuatro años de gobierno”, sentenció.

 

Obligación del Gobierno en funciones de comparecer en el Parlamento

 

Al principio de su intervención, Pedro Sánchez ha celebrado que Rajoy acudiera a dar explicaciones al Congreso de los Diputados y le ha instado a no “temer a sus señorías”.

 

“En una situación como la que está viviendo en estos momentos la política española, el Gobierno está más sujeto que nunca al mandato y al control parlamentario, precisamente porque trabaja con una legitimidad disminuida que contrasta con la legitimidad plena de un Parlamento recién elegido”, señaló Sánchez, para quien “Gobierno en funciones no significa Gobierno descontrolado”.

 

El líder socialista ha agradecido la comparecencia de Mariano Rajoy, pero ha advertido de que “será una mera pose si su Gobierno se niega a rendir cuentas, se niega a someterse a las debidas sesiones de control, como desgraciadamente ayer ocurrió con la ministra de Fomento en funciones”.