PEDRO SÁNCHEZ anuncia que el Grupo Parlamentario Socialista asumirá un conjunto de medidas de transparencia y regeneración democrática que tratarán de extender al resto de la Cámara

“La diferencia entre el PP y el PSOE es que nosotros hacemos firmar un exigente Código Ético a nuestros diputados y diputadas y ellos sientan en el Congreso a Gómez de la Serna”

El secretario general, Pedro Sánchez, anunció hoy que el Grupo Parlamentario Socialista asumirá el Código Ético del Partido en su funcionamiento, lo que incluye un “conjunto de medidas de transparencia y regeneración democrática” que el PSOE “tiene la intención de extender a toda la Cámara en la futura modificación del reglamento”. “Porque el Partido Socialista quiere que el Parlamento sólo trabaje en beneficio de la gente, al dictado de nuestros valores, al servicio del cambio y del progreso y en interés de la mayoría de los ciudadanos”, dijo.

Durante la presentación de la conferencia-desayuno del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, organizada por Nueva Economía Forum, Sánchez desgranó el contenido de esas medidas. La primera de ellas, “la renuncia por parte de los parlamentarios socialistas al ejercicio profesional de actividades privadas y que, en todo, caso garantice que aquellas que pudieran ser autorizadas no reportarán al representante ningún tipo de asignación económica  o retribución”.

La segunda medida-explicó- sería “la publicidad y la transparencia total en relación con las actividades de los parlamentarios, sus agendas y los viajes, así como su declaración de bienes y derechos y sus retribuciones. En tercer lugar, el compromiso de no proponer ni apoyar el indulto de cargos en delitos vinculados a la corrupción política y violencia de género.

El secretario general anunció que la cuarta medida pasa por “elevar la exigencia del régimen de incompatibilidades para que mejore el formato de la declaración de bienes y patrimonio de los funcionarios y cargos públicos, así como la obligación de comunicar las variaciones que se produzcan en las mismas durante el mandato y, en todo caso, al inicio y fin del mismo”.

Y en quinto y último lugar, “impedir la concurrencia en una candidatura electoral, o en su caso obligar a cesar, a quien ostenta un cargo representativo cuando se abra juicio oral contra ellos por delitos vinculados  con la corrupción política”

Diferencias entre PP y PSOE en transparencia y regeneración democrática

Sánchez subrayó que desde que fue elegido secretario general apostó “por la máxima transparencia” en su organización y, de hecho, el PSOE fue “el primer partido que firmó un convenio con Transparencia Internacional” y es hoy “el partido más transparente de España”.

Asimismo, recordó que en octubre de 2014 los socialistas aprobaron un “exigente Código Ético, que persigue una única obsesión y es que seamos el partido de la ejemplaridad en nuestro país”. “Este Código no es solo un conjunto de normas ni de principios bienintencionados, sino que es, sobre todo, un compromiso del PSOE con los españoles, con la transparencia, con la honestidad, con la apertura, un compromiso para el buen gobierno de España”.

Sánchez señaló que “la diferencia entre el PP y el PSOE es que nosotros hacemos firmar un exigente Código Ético a nuestros diputados y diputadas y ellos sientan en el Congreso a Gómez de la Serna”

“El Congreso debe ser una institución ejemplar, pero el PP ha permitido que algunos de sus diputados pensaran que el Congreso es un club donde hacer negocios y buscar comisiones. Para los socialistas, el Congreso es un lugar donde se aprueban las leyes que nos rigen y tiene que ser un Congreso ejemplar, así que no más Gómez de la Serna”.

El líder socialista recordó también que “las cuentas del PSOE se pueden comprobar en la página web del Partido Socialista, mientras que las del PP son investigadas por la Audiencia Nacional”.

Asimismo, apuntó que los socialistas “queremos un partido al servicio exclusivo de los ciudadanos y nuestros diputados y diputadas, senadores y senadoras se han comprometido a tener una única dedicación, que es servir a los ciudadanos, y una única remuneración, la que reciben por servir a los ciudadanos”. “Sin embargo, en el PP se puede ser diputado o diputada en los ratos libres, como dijo la señora Cospedal, mientras se dedica el resto del tiempo a hacer negocios o a buscar comisiones, como hizo De la Serna”, concluyó.