Pedro Sánchez anuncia que el PSOE incluirá el “reconocimiento constitucional de los derechos medioambientales” en su propuesta de reforma de la Carta Magna

Apuesta “un modelo energético eficiente y renovable, con una transición de gran alcance que nos permita recuperar la credibilidad y pertenecer al club de los países que lideran la lucha contra el cambio climático”

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se comprometió hoy a “aupar los derechos ambientales al primer nivel de los derechos de ciudadanía” y para ello anunció que en la reforma constitucional que plantea el PSOE “llevaremos al texto constitucional la protección de los recursos naturales como generadores de unos servicios ambientales y bienes públicos que deben quedar a salvo de procesos de privatización, destrucción o degradación, así como el disfrute de los mismos tanto de las generaciones presentes como de las venideras”.

En la inauguración del Foro de Sostenibilidad que el Partido Socialista celebra en Málaga, Sánchez subrayó que el Gobierno socialista que salga de las urnas de las próximas elecciones generales “colocará en la cúspide de sus prioridades la transversalidad de un fenómeno como el cambio climático, que va a afectar a todo el sistema productivo del país y que va a condicionar hacia el futuro el patrón de vida de toda la sociedad” y propondrá  a la ciudadanía un “compromiso colectivo de país” respecto a este tema, porque nos incumbe a todos, desde las organizaciones sociales hasta el conjunto de las administraciones, pasando por los agentes económicos y el mundo académico.

Para ello, el dirigente socialista plantea, en primer lugar, “una transición energética que coloque a nuestro país en los objetivos de la Hoja de Ruta de la UE 2050 en los plazos fijados”. A su juicio, “es imprescindible para garantizar la competitividad del tejido productivo del país, cumpliendo con los objetivos de reducción de emisiones, y salvaguardando la seguridad y accesibilidad a un servicio imprescindible para los ciudadanos; impulsando la eficiencia energética, aprovechando las oportunidades que ofrece la economía digital, o promoviendo el autoconsumo”. Sánchez añadió que “hay que caminar hacia una energía limpia y los socialistas decimos NO a nuevas prospecciones petrolíferas tanto en el Mediterráneo como en canarias”.

“Quiero dejar claro mi compromiso con un modelo energético eficiente y renovable, con una transición de gran alcance que nos permita recuperar la credibilidad y pertenecer al club de los países que lideran la lucha contra el cambio climático”, dijo.

Asimismo, el líder socialista apostó por “transformar nuestras ciudades”, impulsando la  “regeneración urbana y  la rehabilitación integral antes que nueva construcción, la eficiencia en la edificación, racionalidad en la movilidad, inteligencia en la urbanización y ecología integrada”. “Estas son las claves de un urbanismo sostenible y responsable donde la ciudad sea entendida como lugar de cohesión social, conocimiento, cultura y convivencia entre todos los que la habitan”.

En materia de derechos medioambientales, se comprometió a “establecer una garantía pública de acceso universal a un suministro vital básico de agua, y a una política hidráulica sostenible coherente con la Directiva Marco de Agua”.

El Gobierno del PP considera secundaria la política medioambiental

El secretario general insistió en que “se acabó el tiempo en el que las políticas ambientales eran consideradas secundarias”, y, en este sentido, denunció que la respuesta del Partido Popular en estos últimos cuatro años ante los desafíos medioambientales “ha sido desoladora”, por...