PEDRO SÁNCHEZ anuncia que el PSOE iniciará una ronda de contactos con todas las fuerzas políticas para “encontrar entre todos una solución al atasco político que ha provocado el fracaso de la investidura de Rajoy”

Insiste en que los socialistas “no van a crear falsas expectativas” y “no van a liderar ninguna alternativa que no cuente con los votos necesarios para salir adelante”

05/09/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado hoy que “de manera humilde, generosa” y teniendo en cuenta “toda la complejidad y dificultad que el escenario político contempla”, el PSOE va a iniciar una ronda de contactos con el resto de formaciones políticas “para ver qué solución encontramos entre todos al fracaso de la investidura del señor Rajoy y al atasco político que ha provocado ese fracaso”.

 

Durante una rueda de prensa en Ferraz, las reunión de la Comisión Permanente, Sánchez aseguró que será un “diálogo sin exclusiones” con todos todos los partidos, “desde las fuerzas nacionalistas al PP, desde Podemos a Ciudadanos” para ver qué solución ponemos encima de la mesa para que “no haya terceras elecciones y España cuente con un gobierno cuanto antes”

 

El líder socialista aseguró que el “enrocamiento” de los populares y de Rajoy, que ha dicho que “no va a hacer nada para intentar sacar adelante una mayoría que permita su investidura”, obliga al resto de fuerzas parlamentarias a dialogar. Por ello, instó al PP a que “salga de ese enrocamiento y nos diga al resto de fuerzas parlamentarias qué piensa hacer para lograr los votos necesarios que le permitan sacar adelante su investidura”.

 

El PSOE no va liderar una investidura fallida

 

El secretario general quiso dejar claro que el PSOE “no se está postulando para liderar una alternativa”. En este sentido, garantizó que “el PSOE no va a liderar una investidura fallida”, es decir, “no va a liderar ninguna alternativa que no cuente con los votos necesarios para poder salir adelante”. “No vamos a crear falsas expectativas”, sentenció.

 

Respecto al veto entre Podemos y Ciudadanos, Pedro Sánchez remarcó que “el PSOE va hablar con el PP y me gustaría que Ciudadanos pudiera hablar con Podemos y Podemos con Ciudadanos” y que “levantaran sus vetos”.

 

Sánchez subrayó que la propuesta del PSOE es “cambio” y que los socialistas “no vamos a hacer presidente del Gobierno a Mariano Rajoy”, “que no quiere que nada cambie”. Así, señaló que el PSOE apuesta por un gobierno “regeneracionista, social, que ponga fin a los recortes y dialogante, y es evidente que ese gobierno no puede liderarlo una persona como Mariano Rajoy”. Puso como ejemplo la candidatura avalada por el Gobierno y por el presidente en funciones de José Manuel Soria, que tuvo que dimitir por los papeles de Panamá, para un puesto en el Banco Mundial.

 

En clave interna, el líder socialista anunció que la dirección del PSOE convocará un Comité Federal “cuando tengamos claro cuáles son las soluciones que ponen todos los interlocutores encima de la mesa y, por tanto, cuando haya novedades sobre cómo desbloquear la situación política a la que nos ha llevado el fracaso de la investidura de Rajoy”.

 

Iniciativa parlamentaria

 

Durante su comparecencia, Sánchez anunció también que el Grupo Parlamentario Socialista presentará mañana una iniciativa parlamentaria instando al Gobierno a aprobar un decreto ley que permita actualizar las pensiones y el sueldo de los funcionarios, si no se aprueban unos nuevos PGE, “para que no se juegue ni con la pensión de nuestros mayores ni con el sueldo de nuestros funcionarios”.