PEDRO SÁNCHEZ apela a la “unión” de las fuerzas del cambio para conseguir un “gobierno transversal, progresista y reformista”, que “es lo que necesitan los españoles”

Asegura, en una entrevista en la SER, que mañana va a trasladar a Pablo Iglesias que “necesitamos desbloquear esta situación, porque no tiene mucho sentido seguir prolongando esta agonía de un gobierno asediado por la corrupción y presidido por alguien que no tiene nada que ofrecer a los españoles”.

29/03/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró hoy que “hay opciones para que haya un gobierno de cambio, progresista y reformista, que es lo que necesitan los españoles” y para ello apelo a la “unión” de las fuerzas del cambio que formen un “gobierno transversal”, “de mestizaje ideológico”. “El Partido Socialista está, Ciudadanos está y estamos a la espera de que el señor Iglesias desbloquee la situación para hacer frente a las desafíos que tiene la sociedad española”, dijo.

 

Sánchez aseguró que “no se cierra a ninguna formulación” para su gobierno porque con 90 diputados “es muy difícil tener un gobierno monocolor” y “no me cierro a que haya representantes de Podemos dentro del Gobierno, como no me cierro a que haya representantes de Ciudadanos, porque la única formulación posible es un gobierno transversal, horizontal, donde estén representadas todas las fuerzas políticas del cambio”. “A partir de ahí, espero que esa fuerzas del cambio tengan muy claro que lo que no podemos permitirnos es que haya unas nuevas elecciones y que España necesita un gobierno ya”.

 

En este sentido, avanzó que mañana va a trasladar a Pablo Iglesias que “necesitamos desbloquear esta situación, porque no tiene mucho sentido seguir prolongando esta agonía de un gobierno asediado por la corrupción y presidido por alguien como Rajoy, que no tiene nada que ofrecer a los españoles”. En definitiva, “lo que le voy a decir al señor Iglesias es que España necesita con urgencia un gobierno, necesita con urgencia el cambio y necesita con urgencia un acuerdo que propicie ese gobierno del cambio que podemos liderar PSOE, Ciudadanos y Podemos”.

 

Así, el líder socialista subrayó que “el acuerdo con Ciudadanos es también condición necesaria para que se pueda lograr ese gobierno del cambio” y “hay que sumar a ese acuerdo a otras fuerzas del cambio”. “Las fuerzas del cambio necesitamos entendernos”, apuntó Sánchez, quien añadió que aunque él tiene las mismas discrepancias ideológicas con Ciudadanos que pueda tener el líder de Podemos, “la diferencia es que yo si he sabido leer lo que nos dijeron los ciudadanos y es: cambio, mestizaje ideológico, gobierno transversal”.

 

El secretario general defendió el pacto con Ciudadanos, que, a su juicio, “ejemplifica una nueva forma de hacer política en España”  y puso en valor que “por primera vez en la historia de la democracia dos grandes partidos a nivel nacional, uno de centro derecha y otro de centro izquierda, hemos logrado encontrar 200 medidas que mejoran la calidad de vida de los españoles”. El acuerdo con Ciudadano significa que hemos dado “el primer paso hacia el cambio, nos falta el paso izquierdo y ese es el que quiero dar con el señor Iglesias a partir de mañana”, añadió. Asimismo, explicó que esta semana se incorporarán nuevos elementos a ese acuerdo, fruto de sus reuniones con distintos colectivos sociales.

 

El secretario general añadió que mañana hablará con el líder de Podemos “de políticas” y que “la agenda que los votantes de Podemos comparten con los votantes del Partido Socialista es luchar contra la desigualdad”. “Tenemos que hablar de empleo, de recuperar derechos, y a partir de ahí poner en marcha una agenda común que tiene que ser más social que identitaria”.

 

Respecto al hecho de que Podemos se refiera siempre a la necesidad de poner en marcha un gobierno a la valenciana, Sánchez apuntó que lo que tenemos que hacer realidad es su espíritu,  ya que este gobierno “supuso iniciar una hoja de ruta para rescatar a las personas, recuperar derechos sociales y reconstruir el estado del bienestar, garantizar una financiación autonómica para la provisión de servicios sociales como la educación y la sanidad, regenerar la vida democrática en Valencia y acabar con 20 años de corrupción del PP en esa comunidad” y que “esos cinco elementos también están incluidos en el acuerdo con Ciudadanos”. En cualquier caso, recordó que “en Valencia hubo una mayoría absoluta de izquierdas  y en España no, y, por tanto, hay que mirar desde otro prisma la formación de gobierno”.

 

Negó, como dice Podemos, que el PSOE tenga que ‘elegir entre la derecha y la izquierda’ porque “la cuestión aquí es elegir qué España queremos para los próximos 10 años, y yo creo que en el acuerdo con Ciudadanos hay muchos elementos que comparten votantes de Podemos” como la ley de lucha contra la pobreza energética, la recuperación de una prestación para parados de más de 52 años o el acabar con los aforamientos de los parlamentarios. En definitiva, “si de las 200 medidas acordadas con Ciudadanos, Podemos está de acuerdo con 150, pues pongámoslas en marcha”.

 

Rajoy es un tapón para la regeneración democrática

 

En otro momento de la entrevista, Pedro Sánchez se ha referido al actual presidente en funciones y ha señalado que “Rajoy representa un tapón para la regeneración democrática y para la necesaria renovación del liderazgo en su partido”, pues “la dirección del PP ha convivido con la corrupción durante estos últimos 30 años”, con la “financiación irregular” y “ejemplos hay palmarios: Bárcenas, Gürtel, Ayuntamiento de Valencia…”

 

Precisamente obre este último asunto, Pedro Sánchez ha señalado la “gran hipocresía” que representa el que “se suspenda de militancia a todos los concejales del PP en el Ayuntamiento de Valencia, pero se mantenga de senadora a su cabeza visible”, Rita Barberá.

 

Aplazamiento del Congreso del PSOE

 

Respecto al aplazamiento del 39 Congreso del PSOE, que el sábado va a proponer al Comité Federal, Pedro Sánchez recordó que siempre ha defendido “acompasar los tiempos del PSOE a los de España. Primero es el Gobierno de España y luego el del Partido Socialista” –subrayó-, por lo que el Congreso se celebrará “cuanto antes”, pero “después de que se forme gobierno”.

 

Explicó que “un Congreso es un momento muy importante en la vida de una organización, donde se debaten estrategias, se renuevan equipos” o se deciden políticas, que necesita “sosiego para que la militancia pueda escoger” y añadió que, “posponiendo su celebración”, evita incorporar a la agenda política española el legítimo debate interno del PSOE.

 

Preguntado por si habría en el PSOE alguien con posibilidades de obtener un mejor resultado en caso de repetirse las elecciones, Sánchez destacó que “la democracia interna” es “la gran fortaleza” que tiene el PSOE y que “si hay personas que legítimamente consideran que pueden sacar un mejor resultado y que están preparadas para poder aspirar a la Presidencia del Gobierno, que den un paso al frente cuando se produzcan esas primarias. Yo lo veré no como una debilidad de mi liderazgo, sino como una fortaleza de mi organización”.

 

Crisis de refugiados

 

También se ha referido el líder socialista a la actitud que está manteniendo el gobierno en funciones para señalar que, después del 20 de diciembre, “ha cambiado el Parlamento pero no Mariano Rajoy, que sigue haciendo lo mismo que hace cuatro años, es decir, no acudir al Congreso a rendir cuentas y gobernar de espaldas a los españoles”.

 

Afirmó que, de haber sido presidente, él habría acudido al Parlamento para fijar una posición previa de todas las fuerzas con la que acudir al Consejo Europeo” que abordó la crisis de refugiados. Criticó que España esté manteniendo en este asunto “una actitud insolidaria” y consideró que nuestro país “tiene que hacerse cargo de los compromisos que ha adquirido”, pues solamente ha acogido a 20 de los 16.000 refugiados que se comprometió a reasentar; algo que sí ocurrirá en el caso de que sea presidente.

 

Terrorismo

 

Respecto a las informaciones sobre el secuestro de un avión de Egypt Air y los últimos ataques terroristas vividos en Bruselas, Sánchez apuntó que “lo más importante es que el terrorismo no afecte a nuestros valores y nuestra forma de vivir”. Asimismo, destacó que “ante un nuevo terrorismo, como el del yihadismo, lo que tememos que hacer es actualizar las herramientas que tiene el estado de derecho para lograr la seguridad sin menoscabo de la libertad que hemos logrado en Europa”.