Pedro Sánchez asegura que la campaña electoral es una historia de “manipulaciones, ventajismos e intimidaciones”

Destaca que la resolución de la JEC deja clara “la deshonestidad de un PP dispuesto a todo”

Madrid, 13 de mayo de 2011.- “No tienen propuestas, no quieren debatir, son expertos en enfangar la campaña con sus malas artes”. El diputado y miembro del Comité Electoral del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que la campaña electoral del PP es un “relato de manipulaciones, ventajismos e intimidaciones”. Comenzaron con la colocación “ilegal de los carteles electorales de la Sra. Cospedal, antes de que se iniciara oficialmente la campaña electoral”, ha recordado el socialista. “Y continuaron con el intento de intimidar a los profesionales de RTVE, una televisión independiente y veraz, justo lo contrario a Telemadrid y Canal9”, ha añadido Sánchez. Ahora, la Junta Electoral Central “les ha tumbado la manipulación de carteles -sin firma- considerándola como ilegal”, ha añadido. “El PP no tiene límites en su empeño por enfangar la campaña electoral”, insiste el miembro del Comité Electoral del Partido Socialista, y la Junta Electoral Central “ha dejado claro la deshonestidad y la falta de escrúpulos de un PP dispuesto a todo”.

Pedro Sánchez ha denunciado que el PP “ha utilizado el anonimato y el plagio para inducir a error a los electores sobre la autoría de este mensaje electoral” y han utilizado “la publicidad desleal” en comunidades como Castilla La Mancha y Madrid.

El socialista ha reiterado que la JEC resolvió a favor del PSOE afirmando que este tipo de campañas publicitarias son claramente “contrarias al principio de transparencia que debe regir toda campaña electoral”. Desde el PSOE defendemos “las campañas electorales deben ser limpias, algo que el PP no entenderá nunca porque prefiere usar sus espacios electorales para embarrar y no proponer, que es en lo que consiste una campaña electoral”.

Sánchez aplaude la resolución que la Junta Electoral Central ha dictado como “un acuerdo histórico, que va a impedir en el futuro las prácticas abusivas en la publicidad electoral”. Este tipo de conductas no quedarán impunes pues, en sí mismas, “suponen un gravísimo atentado al Estado de Derecho, al sistema democrático y una manipulación fraudulenta de la opinión pública, pretendiendo alterar el resultado de la confrontación electoral utilizando para ello engaños, anónimos y plagios”, ha zanjado el socialista.