Pedro Sánchez asegura que Rajoy confunde sensatez con radicalismo

El miembro del Comité Electoral del PSOE critica a Aznar por su silencio ante las escuchas ilegales del grupo de comunicación del empresario Rupert Murdoch, del que es un alto directivo

El miembro del Comité Electoral y diputado del PSOE Pedro Sánchez, ha asegurado hoy que Mariano Rajoy “ve radicalismo donde hay sensatez”, en alusión a los ataques vertidos por el líder el PP contra el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, por las propuestas que éste hizo el pasado sábado.

A juicio de Pedro Sánchez, “si Rajoy considera radical que los bancos, a través de sus beneficios, contribuyan a la creación de empleo, o que es radical crear un impuesto para las grandes fortunas; mientras considera que es de centro introducir el copago sanitario, entonces el problema de Rajoy es que tiene cambiadas las coordenadas y ve radicales lo que la mayoría de españoles ven como propuestas sensatas”.

El miembro del Comité Electoral del PSOE también ha tenido palabras para los comentarios realizados por el secretario general del PP andaluz, Javier Arenas, quien ha asegurado que la remodelación del Gobierno anunciada hoy por el Presidente muestra la falta de banquillo. Pedro Sánchez ha destacado que “Arenas se ha olvidado de su propio pasado”. En este sentido, ha subrayado que “él, que critica la remodelación del Gobierno como una prueba de la falta de banquillo, lleva décadas perdiendo elecciones en Andalucía”. En este contexto, ha ironizado con que “el eterno perdedor quiere dar lecciones de renovación” y ha asegurado que “para ser creíble estaría bien que empezara renovándose a sí mismo”.

Aznar sirve a Murdoch, no a España

Pedro Sánchez ha criticado igualmente que el expresidente del Gobierno, José María Aznar, aún no se haya desmarcado del escándalo que sufre la empresa News International, propiedad de Rupert Murdoch, y de la que Aznar es un destacado directivo.

“El silencio de Aznar nos resulta lamentable”, ha afirmado Pedro Sánchez, quien ha destacado que “Aznar, que suele padecer de incontinencia verbal cuando se trata de criticar al Gobierno de España fuera España; calla ante un escándalo que ha conmocionado a la opinión pública mundial. Habla cuando debería callar y calla cuando debería criticar un escándalo de escuchas ilegales que afecta a la empresa, de la que él es uno de sus dirigentes”. A juicio del diputado socialista, “con su silencio ante el escándalo y su incontinencia a la hora de criticar a España, Aznar deja claro a quien no sirve: a España y a quien sí sirve: a su patrón, Murdoch, cuya empresa está hoy señalada por un gravísimo escándalo de escuchas ilegales”.