PEDRO SÁNCHEZ: “Ayer hubo dos acuerdos: uno del PSOE y Ciudadanos a favor de un cambio progresista y reformista, y otro por el bloqueo, entre el Partido Popular y Podemos”

“Espero que los partidos a mi izquierda, antes de perpetuar a Rajoy como presidente del Gobierno, voten sí o se abstengan para la elección de un presidente socialista, que propicie el cambio en nuestro país”

25/02/2016

El secretario general del PSOE y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, aseguró esta mañana que ayer se alcanzaron “dos acuerdos, uno del PSOE y Ciudadanos a favor de un cambio progresista y reformista”, y otro “por el bloqueo, entre el Partido Popular y Podemos”.

 

En una entrevista en la cadena SER, Pedro Sánchez afirmó que “la virtud de este acuerdo, aunque se diga que no suma para la aritmética parlamentaria, sí suma políticamente”, porque “dos partidos hemos entendido el mandato de los ciudadanos: pónganse ustedes de acuerdo, que el éxito político de los partidos tiene que ser el acuerdo. Eso es lo que logramos ayer dos partidos con vocación nacional. Y a partir de ahí, este es un acuerdo abierto, que no confronta, que convoca; un acuerdo que no excluye, que es firmado por un partido de centro derecha y un partido de centro izquierda”.

 

“Hemos propuesto una salida al atasco político que vive España. Poco o nada espero del PP, pero sí espero mucho de los partidos a mi izquierda, porque espero que esos partidos antes de perpetuar a Mariano Rajoy como Presidente del Gobierno voten sí o se abstengan para la elección de un presidente socialista, de izquierdas, que propicie el cambio en nuestro país”. “Yo apelo a la unidad de las fuerzas del cambio para que la próxima semana pongamos fin a Rajoy y tengamos un gobierno progresista y reformista”.

 

Sánchez subrayó que el acuerdo PSOE-Ciudadanos plantea “reformas de calado, progresistas, posibles, realistas y tendemos la mano al resto de formaciones políticas, porque tenemos una enorme oportunidad y responsabilidad. Esa responsabilidad la vamos a ejercer los militantes socialistas el próximo 27 de febrero votando en las agrupaciones a favor de este acuerdo”. Por ello, Sánchez hizo un llamamiento a la “participación masiva” en esa consulta.

 

Seguimos con la “mano tendida” a Podemos

 

Volviendo a la negociación, lamentó que Podemos haya sido “el último partido en sentarse a la mesa y el primero en levantarse” y apeló a no olvidar “dónde está la línea roja de los partidos de izquierda: en poner fin al gobierno de Mariano Rajoy y el Partido Popular”. Por tanto, “lo que me parecería bastante incomprensible para los votantes de Podemos y para los votantes de izquierda es que Pablo Iglesias vote con el Partido Popular y con Mariano Rajoy, en contra de un candidato socialista”.

 

“Nosotros –añadió- tenemos la mano tendida”, porque “creo que podemos encontrar muchísimo terreno común con el partido de Pablo Iglesias, más allá de las tres propuestas que se le conocen: su vicepresidencia, la ruptura de España con el referéndum de Cataluña y un aumento imposible del gasto público en 96.000 millones de euros, que rompería la estabilidad presupuestaria y pondría en riesgo la recuperación económica”.

 

Sánchez explicó que esos acuerdos y coincidencias con Podemos pueden alcanzarse en políticas sectoriales, políticas de recuperación de derechos y libertades”, que ya incluye el acuerdo con Ciudadanos; pero también en la incorporación de un impuesto a las grandes fortunas o la mejora de la progresividad del impuesto de Sociedades y de la tributación a la Seguridad Social de los autónomos. “Hay muchas reformas progresistas y reformistas en el acuerdo, pero lógicamente lo que no podemos poner encima de la mesa es la ruptura de España, ni el control de jueces, policías y fiscales por parte del poder Ejecutivo –como propone Iglesias- o plantear un gasto explosivo de la inversión pública”.

 

Derogación “de facto” de la reforma laboral del PP

 

Respecto a la polémica sobre si el acuerdo recoge o no la derogación de la reforma laboral del PP, Sánchez explicó que esto se logra recuperando la negociación colectiva, la causalidad, la ultraactividad, la tutela efectiva o planteando tres contratos: de formación y relevo, indefinido y estable progresivo. Así que, “se podrá decir de cualquier otra forma, pero es una derogación de facto de la reforma laboral del PP”; y “tanto IU como Podemos deberían reconocer que ese es un avance sustancial”.

 

Y en cuanto a la Ley mordaza, “lo que hacemos es derogar los artículos más polémicos y restrictivos de las libertades y de los derechos de los españoles en esa Ley de Seguridad Ciudadana”, por lo tanto, “es también una derogación de la Ley mordaza”.

 

Cataluña

 

Preguntado por la situación en Cataluña, el líder socialista señaló que el acuerdo que ayer firmaron Ciudadanos y PSOE “lo que hace es manifestar una clara vocación de renovar España en los ámbitos de derechos, libertades, regeneración democrática, lucha contra la corrupción y convivencia entre los españoles”.

 

A su juicio, “esto puede abrir un nuevo tiempo político en el conjunto de España y, en particular, en aquel territorio que está sufriendo una crisis de convivencia  como la que estamos viviendo en Cataluña”. En este sentido, recordó que el PSOE ha planteado una reforma constitucional de manera transversal que blinde los derechos sociales, que reconoce nuevos derechos y libertades en la Constitución y que marca un camino hacia el federalismo, es decir, hacia el reconocimiento en nuestra Constitución de la diversidad de los territorios.

 

“A partir de ahí, mi vocación es el diálogo, tender puentes y, por ejemplo, decir sí a muchos de los 23 puntos que el president Mas planteó a Rajoy y que no recibieron ninguna respuesta”.