Pedro Sánchez: "Decimos no a la gran coalición entre el PP y el PSOE. Y en el caso de que Rajoy fracase y no forme gobierno, diremos sí a una gran coalición de un gobierno con fuerzas progresistas"

"Cuando las fuerzas del cambio se unen, se multiplican los beneficios para la mayoría de los ciudadanos, y el Gobierno de António Costa es la mejor prueba"

07/01/2016

El secretario general, Pedro Sánchez, se ha desplazado hoy a Lisboa para tomar parte en un encuentro de trabajo con el primer ministro portugués, el socialista António Costa, que desde el pasado mes de noviembre encabeza un Ejecutivo de izquierda en el vecino país. Al término de este encuentro, el número uno del PSOE ha destacado que en España, como ocurrió en Portugal, “los pactos de gobierno pasan también por el PSOE” y ha reiterado: “Son los tiempos del PP y de Mariano Rajoy, pero estoy convencido de que España precisamente necesita un cambio, que necesita un cambio hacia un gobierno fuerte, hacia un gobierno progresista y hacia un gobierno con capacidad de diálogo, que es precisamente lo que no tiene el presidente actual, Mariano Rajoy. Así que lo decimos una vez más: decimos no a la gran coalición entre el PP y el PSOE. Y en el caso de que Mariano Rajoy fracase y no forme gobierno, diremos sí a una gran coalición de un gobierno con fuerzas progresistas, que una todas aquellas fracturas que ha provocado el PP durante estos últimos cuatro años”.

El dirigente socialista español ha comparecido en una rueda de prensa en la que ha elogiado la “hoja de ruta” del Gobierno de Costa, sobre el que ha dicho que “si algo ha quedado claro es que cuando las fuerzas del cambio se unen, se multiplican los beneficios para la mayoría de los ciudadanos, y el Gobierno de António Costa es la mejor prueba de ello. Creo que el acierto portugués es el acuerdo de las fuerzas del cambio, y gracias a ese acuerdo hacer avanzar a los ciudadanos en Portugal y al país”.

A esta reunión con Costa, uno de los dirigentes socialistas europeos con quien Pedro Sánchez ha venido manteniendo una comunicación más estrecha durante estos últimos meses, el líder socialista español ha acudido acompañado de la secretaria de Unión Europea, Iratxe García. Antes de efectuar las valoraciones sobre el encuentro de Lisboa, Pedro Sánchez ha tenido palabras de recuerdo para las víctimas del atentado yihadista contra la revista Charlie Hebdo, del que se cumple hoy un año.

La intervención inicial de Pedro Sánchez en esta rueda de prensa ha sido la siguiente:

“En primer lugar me gustaría trasladar el agradecimiento al primer ministro, António Costa, y también a los compañeros y compañeras del Partido Socialista portugués, un partido y un país con el que no solamente nos unen lazos ideológicos, sino también lazos sentimentales.

En segundo lugar, y antes de dar paso a algunas de las valoraciones sobre esta reunión con António Costa, me gustaría recordar que se cumple el aniversario de los atentados del Charlie Hebdo, y en consecuencia me gustaría trasladar nuestro homenaje más sincero y la memoria a las víctimas de ese terrible atentado. Y como he dicho muchas veces en España, y también quiero reiterar hoy aquí desde Lisboa, solamente con la unidad de los demócratas y con la unidad de todas las democracias podremos hacer frente al desafío del terrorismo yihadista.

Pasando ya a los pormenores de esta reunión, me gustaría trasladar en primer lugar que la Unión Europea, a mi juicio, necesita un nuevo impulso. Que los vientos de cambio en Europa han llegado para quedarse. Y de ahí el acierto portugués. El acierto de tener un nuevo gobierno progresista en el Consejo Europeo que cambie la política europea. Gobiernos que tienen como principales objetivos, como principales finalidades, el crecimiento, la creación de empleo y también la igualdad. Gobiernos que, como el socialista en Portugal, luchen contra la desigualdad y también contra la precariedad; gobiernos que apuesten por el crecimiento y no por los recortes, o que utilicen la crisis económica, como ha ocurrido por ejemplo en España, para hacer lo que realmente querían hacer, que era desmantelar el Estado del Bienestar.

Y esa hoja de ruta del gobierno socialista, del gobierno progresista presidido por António Costa, la compartimos. Compartimos la necesidad de revalorizar las pensiones, como ha hecho el gobierno portugués; compartimos la necesidad de subir el salario mínimo a los trabajadores y trabajadoras en nuestro país, como ha hecho el gobierno portugués; compartimos la necesidad de que haya una fiscalidad más justa para las clases medias y trabajadoras en Portugal, y compartimos también el impulso a las ayudas familiares que ha planteado el gobierno socialista de António Costa.

Gobiernos también que reconstruyan una economía que tiene que ser eficaz, pero también tiene que ser justa, y en consecuencia que apuesten por reactivar el consumo, como quiere hacer António Costa; que apueste también por las pequeñas y medianas empresas; que apueste por la I+D+i, y que también recupere los derechos perdidos durante estos últimos años por parte de los funcionarios públicos en Portugal. Esa es una agenda social y una hoja de ruta que compartimos también los socialistas españoles.

Desde luego, si algo ha quedado claro es que cuando las fuerzas del cambio se unen, se multiplican los beneficios para la mayoría de los ciudadanos, y el Gobierno de António Costa es la mejor prueba de ello. Creo que el acierto portugués es el acuerdo de las fuerzas del cambio, y gracias a ese acuerdo hacer avanzar a los ciudadanos en Portugal y al país.

En España, como en Portugal como ustedes bien saben, los pactos de gobierno pasan también por el PSOE. Y nosotros lo reiteramos: son los tiempos del PP y de Mariano Rajoy, pero estoy convencido de que España precisamente necesita un cambio, que necesita un cambio hacia un gobierno fuerte, hacia un gobierno progresista y hacia un gobierno con capacidad de diálogo, que es precisamente lo que no tiene el presidente actual, Mariano Rajoy. Así que lo decimos una vez más: decimos no a la gran coalición entre el PP y el PSOE. Y en el caso de que Mariano Rajoy fracase y no forme gobierno, diremos sí a una gran coalición de un gobierno con fuerzas progresistas, que una todas aquellas fracturas que ha provocado el PP durante estos últimos cuatro años, y que también haga frente durante los próximos cuatro años a las grandes transformaciones que necesita la sociedad española.

António Costa y el PS portugués entendieron que cuando de unas elecciones sale un parlamento fragmentado como consecuencia de la voluntad de cambio manifestada por parte de la ciudadanía, las fuerzas del cambio lo que tienen que hacer es entenderse para poder gobernar. Así que a la hora de forjar esos pactos sólidos en beneficio de la gente, de la mayoría, es evidente que se necesita mano izquierda y es la que ha demostrado António Costa durante estos últimos meses. Y eso a la derecha le resulta imposible, sobre todo y en particular a una derecha, la española, la presidida por Mariano Rajoy, que lo que ha hecho durante estos cuatro últimos años es confundir la mayoría absoluta con el absolutismo, gobernar solo y frente a todos.

Como secretario general del PSOE y líder de la oposición en España he venido a reunirme con Antonio Costa para intercambiar puntos de vista sobre cuál es la situación política europea, sobre la hoja de ruta que está poniendo en marcha desde las instituciones portuguesas –una hoja de ruta que compartimos-, que pone sobre todo encima de la mesa cuestiones sociales,  para frenar la precariedad y la desigualdad, para crear oportunidades a la mayoría de portugueses. Y también, desde luego, para reafirmar nuestro compromiso con este país, con Portugal, con esos lazos de hermandad. Y también esos lazos de hermandad no solo territorial sino también ideológica que tenemos con el Partido Socialista portugués.”