PEDRO SÁNCHEZ denuncia “cuánto le preocupa a Rajoy España y qué poco los españoles”, como demuestra su modelo laboral: “más paro, precariedad y desprotección de los desempleados”

Anuncia que los socialistas presentarán mañana un recurso de amparo ante el TC para frenar el debate de la resolución independentista en el Parlament, por entender que “se vulneran los derechos de los diputados” y que este tipo de debate “no tiene encaje ni en la Constitución ni en el Estatuto Catalán”

03/11/2015

El secretario general del PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró hoy que cuando escucha a Mariano Rajoy hablar de España, se plantea “cuánto le preocupa España y qué poco le preocupan los españoles, y si no solo hay que mirar hoy los datos del desempleo: paro, precariedad y desprotección de los desempleados”.

En su intervención en el Foro de la SER en Navarra, Sánchez denunció que los datos del paro del mes de octubre demuestran que el modelo de relaciones laborales del PP “ha llevado a más paro, precariedad y desprotección de los desempleados”. “Hoy España tiene menos empleo, menos empleo indefinido y más temporal, menos empleo a tiempo completo y más a tiempo parcial, y con una caída histórica de 500.000 personas en la población activa”. “Y junto a ello, la congelación del SMI, la devaluación salarial, la caída de la cobertura por desempleo y el fin de los convenios colectivos”, advirtió.

Por todo ello, señaló que los datos también demuestran que “no hay lugar al triunfalismo, al discurso político triunfalista y autocomplaciente que está manteniendo el PP”.

Frente a ello, Sánchez destacó que el compromiso del PSOE si gobierna será “derogar totalmente la reforma laboral y poner en marcha un nuevo Estatuto de los Trabajadores que recupere muchos de los derechos laborales perdidos y que ponga freno a la precariedad”. Así, explicó que, “en una primera fase, aprobaríamos un decreto ley donde recuperaremos la negociación colectiva, abriremos una senda de subida del SMI para llegar en 8 años al 60% del salario medio, y pondremos freno a la precariedad”. En paralelo,-explicó- se abrirá el diálogo social, donde se incluirán cuestiones como la recuperación de la causalidad en los despidos, recuperar la proporcionalidad en los expedientes de regulación de empleo, o recuperar la tutela judicial efectiva.

En este punto denunció también la propuesta de contrato único que hace Ciudadanos y que “es muy próximo al planteamiento que siempre ha tenido Aznar en la fundación FAES” y que para los socialistas “es un error”. Así, recordó que el PSPE plantea tres tipos de contrato: el contrato indefinido, el temporal (con unos límites temporales) y el de formación.

Cataluña

Por otro lado, Pedro Sánchez ha anunciado que los socialistas presentarán mañana un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para frenar la celebración del Pleno del Parlament de Catalunya que debatirá la resolución independentista presentada por Junts pel Si y la CUP, por entender que “se vulneran los derechos de los diputados” y que este tipo de debate “no tiene encaje ni en la Constitución ni en el Estatuto Catalán”. Sánchez entiende que, el TC “debería actuar y echar abajo una iniciativa que pretende quebrar el orden constitucional y que pone en cuestión la integridad territorial en nuestro país”. “No vamos a permitir que se rompa la unidad de España, que se quiebre el orden constitucional, ni que se ataquen los derechos y las libertades de los catalanes”, insistió.

Frente al desafío independentista en Cataluña, el líder socialista ha dicho que "con Rajoy me separan muchas cosas" pero "estamos de acuerdo en la defensa de la Constitución Española y de la  integridad territorial de nuestro país” y considera importante que los españoles vean que “estamos unidos en la reacción ante el desafío secesionista”, aunque –apuntó- “discrepamos en las soluciones”.

En este sentido, ha subrayado que “el diálogo al principio de la Legislatura era importante; durante la Legislatura, conforme aumentaba el secesionismo, era necesario; y ahora, es imprescindible”. Por eso, ha señalado que en este proceso “hay un culpable, Artur Mas. Pero también hay un responsable político, Mariano Rajoy, que durante 4 años no ha hecho nada por frenar el desafío secesionista”.

España no necesita más derechas

Explicó que “España no necesita más derechas, ni la de Rajoy ni la de Rivera” y achacó falta de claridad al líder de Ciudadanos, quien a su juicio actúa así porque “está planteando formulaciones de derechas, no solamente en lo económico, como el contrato único, sino también en lo social, al proponer la supresión de las rentas mínimas o el copago educativo y sanitario”.

Respecto a pactos post electorales con esta formación, Sánchez recordó que cuando Ciudadanos “ha tenido opción de poder elegir entre PP y PSOE, siempre ha elegido  apoyar un gobierno del PP, porque en Andalucía no podía formarse una mayoría alternativa”. Una posición –dijo- “que me parece coherente, porque de alguna manera Rivera y su partido representan a las Nuevas Generaciones del PP”.

Para el líder socialista, “en el fondo, los nuevos partidos políticos son viejos conocidos” y por eso, “cuando hablamos de diálogo y de pactos, será en las políticas y no en las siglas  donde nosotros podremos entendernos con otras formaciones, pero desde luego con formulaciones y propuestas de derechas, de la fábrica FAES, el Partido Socialista no va a entenderse”, subrayó.

Encuestas

Respecto a las encuestas señaló que lo importante en ellas es “ver la tendencia” y “en todas se dicen tres cosas: la primera, que la gente quiere cambiar una mayoría absoluta por partidos que puedan gobernar y tengan capacidad de diálogo. En segundo lugar, hay un giro a la izquierda y la gente considera que el cambio debe venir desde la izquierda y no desde más derecha”.

“Y la tercera es que Rajoy es el presidente peor valorado de la historia de la democracia” porque “ha gobernado solo y contra todos, ha convertido la mayoría absoluta que recibió en absolutismo, y también por la connivencia de Mariano Rajoy y del PP con la corrupción, su falta de respuesta contundente. Rajoy –añadió- debería haber dimitido como presidente del Gobierno en enero de 2013 cuando se dio a conocer el SMS a Bárcenas diciéndole ‘Luis se fuerte’. Ahí se quebró lo más importante en política y es la confianza entre los españoles y su presidente del Gobierno”.