Pedro Sánchez destaca que "el único instrumento real de cambio" el 20 de diciembre es el PSOE y recalca que España "no necesita más derechas"

Defiende una solución política para Cataluña y recuerda que el PSOE es el único que ha ofrecido una salida con la reforma de la Constitución en sentido federal

02/11/2015

El secretario general, Pedro Sánchez, ha subrayado esta noche que, ante los comicios generales del 20 de diciembre, el “único instrumento real de cambio” para España es el Partido Socialista cuya candidatura encabeza para presidir el Gobierno de España.

En una entrevista con Ana Blanco en TVE, el líder socialista ha manifestado que nuestro país “no necesita más derechas” por cuanto no cree que “la solución a la crisis sea ni la derecha de Rajoy, ni tampoco la suma de las derechas”, en referencia a PP y a Ciudadanos, al tiempo que ha criticado la “desorientación” manifestada por los dirigentes de Podemos. “Con aquellos que plantean políticas de derechas el PSOE no se sentirá a gusto”, ha insistido.

Sánchez ha recalcado que la disyuntiva del 20 de diciembre pasa por optar entre “que las cosas continúen como están” o elegir un PSOE que defiende un “crecimiento económico para todos”, que se opone a un Estado del Bienestar recortado y que se compromete “con un gobierno limpio y con capacidad de diálogo”.

Acerca de la situación en Cataluña, el líder socialista ha destacado que fue él quien llamó a Rajoy después de conocerse la iniciativa secesionista planteada en el Parlament, y ha manifestado que los independentistas se van a encontrar “con un muro” de partidos como el PSOE, alineados con la defensa de la unidad del país, de la integridad territorial y de los principios de la Constitución. Para Sánchez, “el culpable es Mas”, pero hay un “responsable político”, que es Rajoy por su falta de diálogo desde el comienzo de la legislatura. A pesar de la situación, el líder socialista ha dicho confiar que espera que “no sea demasiado tarde” y ha vuelto a abogar por el diálogo. “Somos el único partido que ha aportado una solución política” con la reforma de la Carta Magna en sentido federal, ha apostillado, para recordar que “tenemos, primero, que acordar, y luego votar”.

En el curso de la entrevista, Sánchez ha lamentado que Rajoy haya convertido “su mayoría absoluta en absolutismo”, con un presidente que no ha tenido “capacidad de diálogo” y que ha gobernado “solo y frente a todos”. Un Rajoy que encabeza un partido “que no se renueva nunca”, el PP, una formación que por ello necesita pasar a la oposición, “para que se renueve”.

Durante esta entrevista, en la que también le han efectuado preguntas una docena de espectadores, el candidato a la Presidencia ha adquirido compromisos como la derogación de la LOMCE y de la reforma laboral, abrir el debate sobre la modificación de la ley electoral, la expedición de un certificado fiscal para cargos públicos para que se conozca “la foto de su patrimonio” al principio y al final de su mandato, una reforma fiscal “para que quienes más tienen, más contribuyan”, la lucha contra el fraude fiscal, el compromiso con las pensiones públicas, la creación de una agencia de evaluación de las políticas públicas, la reactivación de la ley de la dependencia, la universalización de la educación de cero a dieciocho años y el incremento de las plazas de Formación Profesional, entre otras cuestiones.

A lo largo de la campaña, el PSOE irá desgranando “propuestas de futuro”, ante unos comicios en los que “nos jugamos mucho en términos de generación” y a los que el Partido Socialista acude renovado y con la experiencia “para afrontar nuevos retos”.