Pedro Sánchez: "El Gobierno del PP contamina las decisiones judiciales e interviene en el Poder Judicial"

El secretario general asegura que el Ejecutivo "presiona al CGPJ y ha cesado de manera encubierta al Fiscal General del Estado" porque "a Rajoy le molesta la división de poderes"_x000D_

El líder de los socialistas ha denunciado, en declaraciones a los medios, que “precisamente cuando los ciudadanos piden regeneración y limpieza de las instituciones”, el Gobierno apuesta “por el bloqueo democrático” porque “a Rajoy le molesta la división de poderes”.  “Rajoy está más preocupado por el horizonte judicial de su partido, más ocupado en apartar al juez Ruz del caso Gürtel y ocupado en presionar al Fiscal General del Estado” con “un cese encubierto en forma de dimisión” lo que demuestra que el Ejecutivo “contamina las decisiones judiciales e interviene en el Poder Judicial”.

Para Sánchez es obvio que el Gobierno “ha hecho del bloqueo su único proyecto político de aquí a las próximas elecciones generales” y también está claro que esta legislatura de Rajoy “pasará a la historia como la legislatura de la desigualdad, del fraude y de la Gürtel y Rajoy tendrá que responder de estas cuestiones”.

Desde Palma de Mallorca, Sánchez ha considerado que el Tribunal Supremo “ha echado por tierra” la reforma laboral del Partido Popular y eso, para el Partido Socialista, es una “buena noticia”. El secretario general del PSOE ha anunciado que el Grupo Socialista pedirá la comparecencia de la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, en el Congreso y también ha avanzado que en el proyecto de gobierno del PSOE, a partir de noviembre de 2015, tendrá como “una de las principales” acciones, “derogar la reforma laboral y aprobar un nuevo Estatuto de los trabajadores” para que “recuperen muchos de los derechos perdidos tras esta reforma del PP”.

El secretario general del PSOE ha comparecido ante los medios junto a la secretaria general del PSIB, Francina Armengol, y los candidatos y candidatas socialistas a las alcaldías de las islas. Sánchez se ha mostrado convencido de que las Islas Baleares tienen “unas ganas enormes de cambiar” ante el “sentimiento antisocial” de las políticas del popular Bauzá. “Bauzá no es referente de nada: ni de diálogo, ni de limpieza ni de ejemplaridad”, ha lanzado el socialista que ha apostado por el proyecto socialista “en el que en su construcción se tienen en cuenta la diversidad de todos los pueblos”.