Pedro Sánchez: "El silencio de Rajoy y el PP ante el caso Púnica representa la transigencia e impotencia en la lucha contra la corrupción que afecta a su partido"

"La buena política es la que respeta las instituciones frente a lo que estamos viendo en algunas ciudades, que es mala política porque es la política del postureo"_x000D_

“Hay silencios en política que resultan confesiones y el silencio de Rajoy y el PP sobre el nuevo escándalo de corrupción Púnica representa la transigencia e impotencia en la lucha contra la corrupción de su partido”. Así lo ha afirmado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, desde Oviedo, que ha reiterado que el presidente del Gobierno y presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, debe “comparecer en el Congreso y aclarar cuál es la envergadura de esta trama de corrupción que vuelve a afectar a su partido” y espera que “alguien” dentro del PP asuma responsabilidades”.

“Ni los españoles ni los votantes ni los militantes del PP se merecen un presidente del Gobierno que da la callada por respuesta una vez más ante un caso de corrupción como el que estamos viviendo”, ha añadido el líder del PSOE, que considera que “la única manera de regenerar la vida democrática es que el PP pase a la oposición” en las próximas elecciones generales.

Pedro Sánchez ha realizado estas declaraciones a los medios tras asistir a la toma de posesión del socialista Javier Fernández como presidente del Principado de Asturias. De Fernández ha alabado el sentido de “justicia” que permitirá “equidad” en el reparto de la carga de la crisis y “que no sea la clase trabajadora la que siga soportando” los recortes que impone el Partido Popular. Se ha mostrado convencido de que Asturias “será más fuerte en lo económico, en lo social y en la regeneración de la democracia” y también ha destacado que Javier Fernández representa “la buena política”, la del “rigor y la sobriedad en el ejercicio de la función pública” que “respeta las instituciones” frente “a lo que estamos viendo en algunas ciudades que es mala política porque es la política del postureo”.

El secretario general del PSOE y candidato socialista a la Presidencia del Gobierno ha insistido además en la reforma de la Constitución como la alternativa para resolver “el desafío soberanista en Cataluña”. “Hay que reparar España y eso supone

reforzar los lazos que existen entre los territorios” y la reforma de la Constitución significa “abrir un nuevo tiempo de concordia y convivencia entre todos los españoles”. Sánchez ha reiterado que “hay una mayoría amplia de catalanes que no quiere la independencia y la mayoría de los españoles queremos que Cataluña permanezca en España”.