PEDRO SÁNCHEZ insta a las fuerzas del cambio a “que dejen atrás las líneas rojas, los vetos y las exclusiones, porque el cambio es que haya un gobierno reformista y progresista en beneficio de la mayoría”

Aboga por que la Cultura “vuelva a ser una política de Estado” y asegura que su gobierno apostará por la Educación, la Ciencia y la Cultura

09/02/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, Sánchez, ha vuelto a instar hoy “a las fuerzas del cambio a que dejen atrás las líneas rojas, los vetos y las exclusiones, porque el cambio al final es que haya un gobierno reformista y progresista en beneficio de la mayoría de españoles”.

 

Durante una reunión de trabajo con representantes de la industria cultural española, Sánchez explicó que hace una semana, cuando el Rey le ofreció el encargo de ir a la investidura, tenía dos opciones: actuar como Rajoy, como un “candidato a la fuga”, lo que situaba a España en una situación de bloqueo institucional y desgobierno, o “dar un paso al frente y asumir la responsabilidad de intentar formar un gobierno reformista y progresista, que es lo que necesita nuestro país”.

 

Del Programa de Gobierno que el PSOE presentó ayer a las fuerzas con las que quiere negociar, Pedro Sánchez destacó las medidas encaminadas a crear empleo y “reducir la tasa de paro a la mitad en cuatro años”; el “plan de emergencia social para luchar contra la desigualdad y la pobreza”, donde se incluye por ejemplo la conversión de las becas en un derecho; o las medidas para “luchar contra la corrupción”, entre las que figura el que los partidos culpables de financiación irregular sean responsables patrimoniales, la reforma de la ley electoral para garantizar la paridad en las listas, la limitación de mandatos o el desbloqueo de las listas.

 

Apuesta por la Cultura

 

Durante el encuentro, Sánchez abogó por que la Cultura “vuelva a ser una política de Estado” y señaló que si por algo quisiera que se recordase su posible gobierno dentro de cuatro años es “por haber apostado por la Educación, la Ciencia y la Cultura”.

 

Para el líder socialista, la Cultura “debe ser uno de los elementos centrales de la acción del Gobierno, porque “no solo es un valor social y un derecho ciudadano, sino que también es una forma de crecer, de crear riqueza, empresa y empleo, que es ahora mismo la principal prioridad”.

 

Entre las propuestas de gobierno del PSOE en materia cultural, Sánchez señaló que los socialistas plantean “recuperar el Ministerio de Cultura”; “bajar el IVA cultural al 10%”; “garantizar que el IVA de los libros permanezca en el 4%”; “reformar la Ley de Propiedad Intelectual” y “dar un nuevo papel al Instituto Cervantes, porque la priorización de la cultura española tiene que ser una de las principales tareas del nuevo gobierno”. Asimismo, Sánchez abogó por tratar de resolver “la compatibilidad entre el ejercicio y la percepción de la pensión” de los escritores.

 

El líder socialista aseguró también que “la cultura también puede revertir la lucha contra la desigualdad” y, en este sentido, recordó que “una de las propuestas que llevamos en el Pacto Educativo por la Ciencia y la Cultura es que la enseñanza de artes gráficas, de la creatividad cultural vuelva a las aulas de los colegios públicos”.

 

A su juicio, “con la cultura vamos a mejorar la calidad de nuestra democracia porque estamos construyendo una sociedad mucha más crítica” y también “podemos resolver mucho de la crisis de convivencia que se vive en Cataluña reconociendo la riqueza de la pluralidad lingüística que tiene nuestro país”.