Pedro Sánchez: "La reforma constitucional que estamos proponiendo es para todos, no solo para la sociedad catalana"

Recuerda que esa modificación "no es un fin en sí misma", sino que "es un instrumento para recomponer consensos que hoy están rotos".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró hoy que “la reforma constitucional que estamos proponiendo, es para todos: no solo para la sociedad catalana, sino para el conjunto de España”, porque –añadió- durante 36 años de vigencia de la actual Carta Magna, se han acumulado “aciertos, pero también disfunciones que son las que tenemos que eliminar” con su renovación.

 

Aseguró que cuando el PSOE rechaza una consulta como la del 9N porque no encaja en nuestra legalidad, “lo que estamos diciendo es que, si tenemos que decidir sobre la convivencia de todos, tenemos que decidirlo todos”, es decir, que “si vivimos juntos, tendremos que decidir juntos cuál es el futuro”.

 

En una entrevista en Cataluña Radio, Pedro Sánchez se refería así a la necesidad –tal y como defienden los socialistas- de introducir modificaciones en nuestra Constitución, en cuestiones como el funcionamiento del Senado, la asignación de competencias, la financiación autonómica, el respeto a las singularidades, o el reconocimiento de derechos que hace 36 años no existían…

 

Sánchez, quien recordó que el propio Tribunal Constitucional a principios de año dijo que debíamos resolver el conflicto político catalán con una reforma de nuestra Carta Magna, aseguró que la reforma constitucional que defienden los socialistas “no es un fin en sí misma”, sino que “es un instrumento para recomponer consensos que hoy están rotos”.

 

Encuentro con la sociedad civil catalana  

 

Tras la entrevista, el líder del PSOE ha participado en un desayuno con sectores de la sociedad catalana en el que ha reivindicado “una solución política como alternativa a la vía judicial” planteada por el Gobierno al conflicto catalán, y ha defendido en ese sentido “el espíritu del pacto constitucional del 78”, que supuso “anteponer los intereses generales del país y de los ciudadanos,  a los interese electorales y partidistas de determinados responsables políticos”.

 

         Anunció que  va “a estar mucho en Cataluña”, porque la crisis en este territorio “es un problema del conjunto de España”. Un problema, insistió, al que “necesitamos darle una solución política”, porque “no es tiempo de tribunales y querellas; ni de cartas y monólogos cruzados entre Rajoy y Mas, sino de soluciones”, fruto del diálogo y el consenso.

 

Así, “en el corto plazo”, ha pedido al presidente Rajoy que dé “respuesta” a los 23 puntos que la Generalitat puso encima de la mesa para debatir con el Gobierno de España; mientras que, “en el medio plazo –añadió-, sería importante que abriéramos entre todos, en el Congreso de los Diputados, un espacio para el diálogo y la reforma constitucional”.

 

Esas, explicó, han sido las dos propuestas que ha hecho a los representantes de los distintos sectores con los que se ha reunido Pedro Sánchez en Barcelona (empresarios, pequeña y mediana empresa, ámbito de la cultura, sindicatos, tejido asociativo y medios de comunicación), en los que el líder socialista ha trasladado a sus interlocutores que, “desde el PSOE, estimamos y mucho a Cataluña, y queremos que esté a la...