PEDRO SÁNCHEZ: “Las elecciones generales no ha hecho sino confirmar el cambio que ya estaba en marcha en España desde las municipales”

Asegura que nadie está negociando con el PP tras el 20-D porque “Rajoy es un político con un proyecto agotado, asediado por la corrupción, aislado e incapaz de acordar con nadie más salvo consigo mismo”.

19/01/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró hoy que, desde las elecciones municipales y autonómicas, con la llegada a los gobiernos locales de muchos socialistas, “el cambio en nuestro país es ya una realidad”, y que las pasadas elecciones generales no han hecho sino “confirmar ese cambio que estaba en marcha” y que hay que materializar mediante el “pacto”, tal y como nos han pedido los votantes.

 

Un cambio que, además, “es urgente” a la vista de los preocupantes datos sobre desigualdad conocidos ayer –en el último año la renta de las personas ricas aumentó un 15%, exactamente lo que se redujo la renta del resto de españoles-. Esta desigualdad, explicó Pedro Sánchez, “se combate con la política” y, por eso, “la estabilidad solo es buena si se utiliza para aplicar políticas en beneficio de la mayoría de los españoles”; algo que “con el Partido Popular es imposible”.

 

Para Sánchez “cuatro años gobernando de espaldas a todo el mundo pasan factura” y prueba de ello es que nadie está negociando con el PP tras las elecciones generales, porque “Rajoy es un político con un proyecto agotado, asediado por la corrupción y aislado; incapaz de acordar con nadie más salvo consigo mismo”.

 

Durante la presentación esta mañana en Madrid del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en la conferencia-desayuno de la Tribuna Smartcity, el líder socialista ha alabado al regidor por haber sido “leal a tu gente, fiel a tus promesas y consecuente con tu labor previa en la oposición”. “Tus ganas de que las cosas cambien, de trabajar en beneficio de la mayoría de la gente, hacen de ti un alcalde socialista de los pies a la cabeza”.

 

Puente –explicó- “ha sabido en Valladolid tejer un pacto de progreso con otras formaciones de izquierda, con un único objetivo: trabajar en beneficio de la mayoría, y eso significa antes que nada ser ejemplar en el ejercicio de la política, por eso nada más llegar a la alcaldía puso en marcha medidas de regeneración democrática, que son prioritarias para los socialistas”. Como también ha sabido “llevar la transparencia” a las instituciones, “donde no necesitamos más sobres cerrados sino más puertas abiertas”.