Pedro Sánchez: “Le digo a los catalanes y a los españoles que ganaremos al secesionismo con la fuerza de la ley, la política, la fuerza de la reforma y la fuerza de la convivencia”

Tras el 20 de diciembre, los socialistas "vamos a construir un futuro para la mayoría de los españoles a los que Rajoy ya no tiene nada que ofrecer", y ha recordado que mientras en el PP se confunde patria con patrimonio, "que acaban llevándose a Suiza", para los socialistas, la patria está "en las aulas de los colegios públicos, en las becas, en las habitaciones de los hospitales de la Seguridad Social, o en las residencias de mayores"

27/10/2015

El secretario general del PSOE, y candidato a la presidencia de Gobierno, Pedro Sánchez, ha apelado esta tarde a la fuerza de la ley, la fuerza de la reforma y la política, y la fuerza de la convivencia, para derrotar al desafío secesionista en Cataluña.

Desde Eibar, Guipúzcoa, donde Sánchez ha participado en un mitin junto a la Secretaria General de los socialistas vascos, Idoia Mendía, y el alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos, el líder del PSOE ha pedido confianza a los catalanes y a los españoles porque ante el desafío secesionista “vamos a ganar al secesionismo con la fuerza de la ley y la fuerza de la política; con la fuerza de la reforma y la fuerza de la convivencia”, ha señalado.

El líder del PSOE ha explicado en Eibar que, tras el 20 de diciembre, los socialistas “vamos a construir un futuro para la mayoría de los españoles a los que Rajoy ya no tiene nada que ofrecer”, y ha recordado que mientras en el PP se confunde patria con patrimonio, “que acaban llevándose a Suiza”, para los socialistas, la patria está en las aulas de los colegios públicos, en las becas, en las habitaciones de los hospitales de la Seguridad Social, o en las residencias de mayores”.

Sánchez ha reprochado además a Rajoy que durante 4 años haya sido “el rey del eufemismo” para ocultar la verdad a los españoles, y ha recordado cómo el presidente del Gobierno hablaba de “línea de crédito” para esconder el rescate bancario, de “austeridad” para referirse a los recortes, o “recargo solidario” para mencionar las subidas de impuestos.

“Estas elecciones son decisivas” -ha señalado Pedro Sánchez- para quien España se enfrenta a enormes desafíos como la secesión catalana o la enorme desigualdad creada por Rajoy.

Desafíos ante los que “solo hay dos actitudes: la de la derecha con el miedo para que se inmovilice la sociedad, o la actitud “valiente y con coraje que tenemos los socialistas para cambiar las cosas”, ha señalado el Secretario General del PSOE.

La revolución del respeto

Por ello, Sánchez ha convocado a trabajadores, jóvenes, pensionistas, y mujeres a hacer “la revolución del respeto” en la que se recuperen derechos laborales con un nuevo Estatuto de los trabajadores, desaparezcan los desequilibrios salariales entre sexos y entre contratados y subcontratados para un mismo trabajo en una misma empresa, se termine con los falsos autónomos, y se garanticen como derecho las becas y el poder adquisitivo de las pensiones.

Pedro Sánchez ha acusado también al PP de querer que la sociedad se resigne a elegir entre crecimiento y derechos, “pero por ese trágala en el PSOE no vamos a pasar, porque hay otra forma de hacer las cosas que combina cohesión y derechos con crecimiento”, ha revindicado.

Finalmente, el líder del PSOE ha dicho que en democracia se debe respetar a las instituciones y poner fin a la corrupción, por lo que ha advertido de que “no me temblará el pulso en echar a un corrupto de mi partido si se cruza en mi camino, porque soy un político limpio, que dirige un partido limpio. Esa es otra diferencia con el PP”.

Pedro Sánchez ha terminado su intervención revindicando la firma socialista en todos los avances sociales en España “e incluso en el fin de ETA tiene las siglas del PSOE”, y ha pedido a los socialistas hablar de futuro y de la España de las oportunidades en la próxima campaña electoral.