Pedro Sánchez: "Lo que ocurre en Granada es la metáfora de lo que ocurre en España porque, si las tres fuerzas del cambio nos ponemos de acuerdo, se acaba con un gobierno aislado y asolado por la corrupción"

Madrid, 15 de abril de 2016.- “La historia del PP con la corrupción es como las series policiacas, cada semana hay un nuevo capítulo”. Lo ha dicho el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, esta tarde en Granada y a la ciudad andaluza ha puesto de ejemplo para describir la situación que atraviesa el país. “Lo que ocurre en Granada es la metáfora de lo que ocurre en España: si las tres fuerzas del cambio nos ponemos de acuerdo, se acaba con un gobierno aislado y asolado por la corrupción”. Granada, como España, necesita “transparencia y ejemplaridad” y ha apostado por el socialista Paco Cuenca, como primer edil.

Sánchez ha alertado de la “degradación moral del gobierno de España”. No acepta, que, ante la dimisión del ministro Soria, dirigentes del Partido Popular declaren que su decisión es todo un ejemplo: “Así que para el PP es un ejemplo que haya políticos con dinero en paraísos fiscales, esos patriotas que confunden patria con patrimonio… hay que poner punto final al gobierno de Mariano Rajoy”.

Por eso ha vuelto a pedir al dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, que “desbloquee” la situación para “poner fin al gobierno de la vergüenza, con un gobierno del cambio” presidido por un socialista para “poner fin a la desigualdad de los recortes y las políticas del PP”. “No sé si Pablo Iglesias vivirá mejor con Rajoy que conmigo como presidente, pero los millones de indignados que votaron a Podemos el 20D, no”.

Sigue el socialista con la “mano tendida” a Podemos y ha recordado a Iglesias que es el momento de “la nueva política”, de “anteponer el interés general a los sillones”. “El PSOE, hablando de sillones, siempre aspira a gobernar porque nuestros sillones son la sanidad, la educación y el trabajo” y será Pablo Iglesias el que “tenga que explicar a los millones parados de esta país por qué para él el cambio empieza por controlar los servicios de inteligencia de nuestro país, que es lo que ha pedido”.

Pese a los insultos, pese “al rencor” que demuestra Pablo Iglesias “al decir las cosas que dice del PSOE”, Sánchez mantiene la mano tendida porque “juntos” PSOE, Podemos y Ciudadanos “podemos alejar a España de desigualdad, la confrontación entre territorios y la corrupción del PP”.

El secretario general de los socialistas ha insistido en que los “ciudadanos nos exigen una conducta ejemplar y eso es anteponer los intereses generales a los partidistas” tal y como hizo el PSOE ante las investiduras de alcaldes de Podemos. “Nosotros no hemos fallado al cambio, que Pablo Iglesias no falle al cambio”, ha concluido Sánchez.