Pedro Sánchez presenta un "plan de choque" para la reinserción formativa de 700.000 jóvenes sin titulación y sin empleo en un plazo de seis meses

Se compromete a recuperar los derechos laborales perdidos y a dar oportunidades a los jóvenes sin empleo, para cambiar la "marca España" que deja Rajoy en "paro y precariedad"

14/10/2015

El secretario general y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado esta tarde las propuestas del PSOE para crear empleos con derechos tras los cuatro años de legislatura del PP. En un acto celebrado en Madrid, el líder socialista ha dado a conocer el documento de baterías de medidas en materia laboral que formarán parte del programa socialista, entre las que destaca un “plan de choque” para “la reinserción formativa de 700.000 jóvenes sin titulación y sin empleo” en un plazo de seis meses.

Pedro Sánchez ha explicado que el objetivo es “ofrecerles la posibilidad de acreditarse en competencias imprescindibles para optar a la especialización formativa en un plazo, insisto, de seis meses”. El programa se desarrollaría con la suma de tres acciones, ha enumerado: “Una oferta pública de cursos de competencias claves para acceder al empleo, la elaboración de un dispositivo de formación a distancia para realizar esos cursos, y la realización masiva de pruebas de acreditación de esas competencias clave”.

El secretario general ha resumido en “tres conceptos” el balance del Gobierno en este campo: “Paro, precariedad y devaluación salarial”, que describen la “marca España” en materia laboral, a la que también se ha referido la secretaria de Empleo, Luz Rodríguez. Sánchez ha aludido a algunos de los datos que constatan esta realidad, como los cinco millones de parados, la existencia de 425.000 trabajadores activos menos que en 2011 y la tasa de protección al desempleo que ha caído veinte puntos.

“Si los españoles nos otorgan su confianza el próximo mes de diciembre, mi propósito será liderar un cambio que vuelva a unir lo que la derecha ha separado: empleo con derechos, formación y oportunidades, futuro y esperanza”, ha prometido el secretario general , que ha insistido en que para construir “la España de las oportunidades” que el PSOE busca levantar a partir de diciembre es necesario “dar oportunidades a jóvenes, y no tan jóvenes, hoy encadenados a la rueda de la precariedad, el paro o la emigración económica; abrir cauces a la formación de esos jóvenes y a los parados de larga duración para poder ser, en un futuro, empleados o empleadores”.

Para ello, “resulta urgente cambiar la política económica y consolidar una recuperación económica justa, diferente a la que proclama el actual Gobierno que es ajena a la clase media y trabajadora mayoritaria de nuestro país, una recuperación que restaure la credibilidad internacional perdida por un Gobierno que miente con sus Presupuestos a Bruselas igual que ha mentido a los españoles, y que nunca olvide la gran lección de la crisis de la Gran Recesión: la cohesión social es fundamental para garantizar un crecimiento competitivo, sano y sostenido en el tiempo, y el crecimiento competitivo es el único que puede garantizar la cohesión social”.

DEROGACIÓN DE LA REFORMA LABORAL

En el transcurso de su intervención, Sánchez se ha comprometido a derogar la reforma laboral y a abrir un proceso de diálogo social para aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores “que recupere muchos de los derechos laborales perdidos y que también reconozca otros derechos laborales que hoy no están reconocidos”.

Para Sánchez, el objetivo del PSOE es, en suma, cambiar “el paro y la precariedad” que es la “marca España” en materia laboral “por empleo con derechos y retribuciones dignas”.

El líder socialista considera que el balance de la legislatura de Rajoy “es una sociedad desigual, con menos oportunidades para todos, y con una clase media y trabajadora que, por primera vez en nuestra democracia, teme por su futuro y el de sus hijos”. Es necesario, ha agregado, “cerrar brechas y crear oportunidades para la mayoría, y necesitamos algo más que un presidente y un Gobierno que esconden su incapacidad tras el discurso del miedo, que viene reiterando durante estos últimos días”. Hace falta un Gobierno “que base su fuerza en la ejemplaridad y no en la instrumentalización de las instituciones, como hace Rajoy; en la iniciativa y no en la pasividad; en la esperanza y no en la amenaza; un Gobierno que apoye al trabajador y persiga al defraudador, y no al contrario, que es lo que hemos visto estos años”.

Ante este estado de cosas, Sánchez se ha comprometido de que España tenga “ese buen gobierno”, que asegure un crecimiento justo y que ofrezca oportunidades laborales, una tarea que exigirá “la unión de todos” y llevar a cabo las reformas necesarias a base “de diálogo, diálogo y diálogo, siempre diálogo, que es lo que ha faltado durante estos cuatro años de mayoría del PP”.

Dirigentes de la CEF como Micaela Navarro, Manuel de la Rocha Vázquez y Meritxell Batet han asistido a este acto, al que también se han sumado representantes de los sindicatos y de diferentes colectivos, así como exministros socialistas de Trabajo, y en el que también ha tomado la palabra la secretaria de Empleo, Luz Rodríguez.

 

RESUMEN DEL DOCUMENTO DE PROPUESTAS EN MATERIA DE EMPLEO

1)      PLAN DE CHOQUE PARA LA FORMACIÓN Y ACREDITACIÓN DE COMPETENCIAS DE LOS JÓVENES SIN TITULACIÓN DE ESO

Plan de choque para la formación y acreditación de competencias para que 700.000 jóvenes, que han abandonado el sistema educativo sin la titulación de ESO y que no trabajan, adquieran la formación básica necesaria para su recualificación profesional. El objetivo es ofrecerles  la posibilidad de acreditarse en competencias clave de nivel 2 imprescindibles para optar a la especialización formativa en un plazo de 6 meses. El programa se desarrollará con la suma de estas tres acciones:

Oferta pública de cursos de competencias clave de nivel 2.

Elaboración de un dispositivo de formación a distancia para realizar estos cursos.
Realización masiva de pruebas de acreditación de las competencias clave.

2)      DEROGAR LA REFORMA LABORAL Y APROBAR UN NUEVO ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES

Derogar, con carácter inmediato, los aspectos de la reforma laboral del Partido Popular que establecen un modelo de empleo precario y de bajos salarios y un sistema de relaciones laborales sin equilibrio de poder entre trabajadores y empresarios.

Aprobar con base en el Diálogo Social un nuevo Estatuto de los Trabajadores que, concebido como una Carta de derechos de los trabajadores, que incorporará entre otras medidas:

Eliminar la figura de los falsos autónomos

Terminar con la figura de los falsos becarios
Luchar contra la precariedad, estableciendo claramente 3 tipos de contratos:

Contrato de trabajo indefinido para la cobertura de puestos de trabajo estables;
Contrato de trabajo temporal para la cobertura de puestos de trabajo temporales;
Contrato para la formación.

Garantizar la igualdad salarial entre trabajadores de empresas principales y de servicios
Garantizar el derecho al trabajo a tiempo completo persiguiendo el uso fraudulento de contratos de trabajo a tiempo parcial.

Recuperar la fortaleza de la negociación colectiva como instrumento de igualdad y de equilibrio de poder entre los trabajadores y el empresario.

3) SUBIR EL SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL

Subir el salario mínimo interprofesional para que alcance, en el término de dos legislaturas, el 60% del salario medio neto, que es la cuantía que señala la Carta Social Europea como retribución mínima suficiente. Esta subida se acompasará a la evolución de nuestra economía.

Con el objetivo de vincular los salarios a la productividad crearemos un Observatorio de Competitividad y Productividad que emita recomendaciones oficiales que informen a los agentes sociales del crecimiento salarial necesario para mantenerse en línea con las políticas salariales existentes en los países de la zona euro.

4) LUCHAR CONTRA LA BRECHA SALARIAL ENTRE MUJERES Y HOMBRES

Estableciendo que todas las empresas tengan un registro donde consten de manera desagregada los salarios y complementos salariales que perciben los trabajadores y las trabajadoras de su plantilla, así como una estrategia de lucha contra la discriminación salarial.

Reconoceremos la prestación no contributiva de maternidad a todas las mujeres demandantes de empleo durante las 6 semanas siguientes al parto

Levantar la moratoria que hoy pesa sobre el permiso de paternidad de 4 semanas, configurarlo como obligatorio e intransferible e ir progresivamente ampliando la duración del mismo hasta hacerlo coincidir con el permiso de maternidad;

Obligar a que todas las empresas tengan un 40% de mujeres en los Consejos de Administración.