Pedro Sánchez reafirma el voto contrario a la investidura de Rajoy: “Hasta los 176 escaños tiene un camino que recorrer, pero no con el PSOE”

El líder socialista recalca que “16 días después Rajoy no ha conseguido sumar ni un escaño más”

13/07/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha refirmado hoy en el voto contrario a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del gobierno. “Tenemos plena disposición al diálogo”, ha dicho, pero “Rajoy sabe que no puede contar con el PSOE ni para un gobierno de coalición ni para pactar un programa de investidura”.

 

Sánchez considera que “la investidura y la gobernabilidad van de la mano” y, por tanto, ha reclamado a Rajoy que debe “articular una mayoría suficiente para para dotar de estabilidad al gobierno”. “De 137 a 176 escaños tiene un camino que recorrer. Y en ese camino no puede contar con el PSOE. Tiene que contar con sus aliados potenciales y no con El PSOE para la investidura”, argumentó.

 

El líder socialista ha reivindicado que “el PSOE durante pasada legislatura intentó desbloquear la situación. Trató de evitar la repetición de elecciones. Por tanto, no se puede decir que era irresponsable entonces por intentar formar un gobierno en el que cree y ser irresponsable ahora por votar en contra de un gobierno en que no cree porque va a poner en macha políticas a las que el PSOE se opone”.

 

Pedro Sánchez ha querido trasladar a los ciudadanos un mensaje de confianza en el sistema parlamentario y en la democracia: “Vivimos tiempos complejos. Nunca ha habido un panorama tan fragmentado en el Parlamento. Diálogo, negociación y capacidad de acuerdo es lo que puede desbloquear la situación actual. La democracia tiene sus tiempos y sus plazos. El PSOE va a dar lo mejor de sí mismo para desbloquear esta situación y para evitar unas terceras elecciones”.

 

Rajoy no ha conseguido ni un apoyo

 

En rueda de prensa, tras la reunión mantenida hoy en el Congreso con el presidente del PP y del gobierno en funciones, Mariano Rajoy -que ha durado una hora y 20 minutos, y que el líder socialista ha calificado de “cordial”-Pedro Sánchez ha mostrado su “preocupación” porque, tras la ronda de consultas con los diferentes partidos,  “16 días después de haberse celebrado las elecciones, Rajoy no ha cosechado ni un escaño más” que el que le otorgaron los ciudadanos en las urnas.

 

Según Sánchez, “Rajoy ha sido quien ha ganado las elecciones, quien tiene más votos y escaños, y quien tiene por tanto el derecho, la obligación y la responsabilidad de liderar las conversaciones para articular una mayoría suficiente para garantizar un gobierno estable”. “Es la hora de la democracia representativa” –ha continuado- “Rajoy tiene la obligación y el deber de construir una mayoría parlamentaria para poder ser investido presidente”.

 

“Ya no tiene mayoría absoluta” –ha recordado a Rajoy- “y tiene que saber leer los resultados de las elecciones de manera completa. Los españoles le han otorgado la confianza para ser primera fuerza pero sin mayoría suficiente para gobernar sólo con su programa electoral. Por tanto, tienen que emprender un diálogo y una negociación en serio, basada en propuestas, no en amenazas ni chantajes”.

 

A juicio de Pedro Sánchez, el mandato de las urnas es claro: “liderar un gobierno conservador, pero no continuista”.  Así, ha señalado, “el PP es primera fuerza política en votos y escaños, pero los electores han votado a una mayoría de fuerzas que han propuesto un cambio en las políticas que el PP ha llevado a cabo en estos últimos años. En su responsabilidad está saber interpretar qué grado de cambio se necesita para lograr una mayoría suficiente”.

 

En consecuencia, “Rajoy tiene que ponerse a trabajar de verdad, negociar y llegar acuerdos con sus aliados potenciales para alcanzar mayoría suficiente garantizar gobernabilidad país”. Pero “entre aliados potenciales no está PSOE”, remarcó.

 

Preocupación por la situación económica

 

En relación a la acción de un eventual gobierno del PP, el líder del PSOE se ha mostrado muy preocupado por la situación de las cuentas públicas, y, en este sentido, ha remarcado que “el PP aprobó unos presupuestos electoralistas, que incumplían claramente los objetivos y previsiones de déficit acordados con Bruselas”. Y como “resultado de ese engaño” –ha denunciado- “Rajoy ya ha anunciado una subida impuestos encubierta a través del impuesto de sociedades cuando en campaña dijo que no iba a subir impuestos sino a bajarlos”.

 

El líder socialista teme que “si el planteamiento en política económica continúa,  estaremos abocados a nuevas subidas de impuestos a la clase media y trabajadora y a nuevos recortes en el Estado de Bienestar” y ve con “preocupación que la clase media y trabajadora vuelva a soportar vía impuestos y recortes sus incumplimientos con Bruselas y sus presupuestos electoralistas”.

 

Sánchez también ha planteado a Rajoy su preocupación por el “deterioro institucional y político en Cataluña” y ha señalado que “el nuevo gobierno tiene que tomarse en serio y resolver mediante diálogo, negociación y propuestas la cuestión catalana”. En este sentido, ha alentado a Rajoy a que hable con los representantes del Partido Demócrata Catalán. “Es hora de tender puentes y negociar”, ha emplazado el secretario general del PSOE, quien ha abogado por “abrir en esta legislatura la ponencia para una reforma constitucional que resuelva, entre otras, la cuestión catalana, el modelo territorial y la financiación autonómica”.

 

También ha exigido que el gobierno, aun estando en funciones, se someta al control del Parlamento. Además, ha asegurado que el PSOE va aspirar a la presidencia del Congreso.

 

El secretario general del PSOE ha comenzado su intervención recordando, en el aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, “su memoria y la de todas las víctimas del terrorismo”. Asimismo, ha recordado que hoy hace dos años fue elegido secretario general del PSOE por voto libre y secreto de la militancia del partido, a la que ha agradecido la confianza.