Pedro Sánchez recuerda a Rajoy que el Senado “no es un confesionario” e insiste en que debe “dar la cara” en el Congreso sobre la corrupción

El secretario general del PSOE se pregunta si las disculpas que ha pedido hoy Rajoy en la Cámara Alta son por los nombramientos de Mato, Acebes, Cospedal o Bárcenas, que “fueron decisión suya”

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha recordado esta tarde a Mariano Rajoy que “el Senado no es un confesionario”, después de que el presidente del Gobierno haya pedido perdón esta tarde en la Cámara Alta por los últimos casos de corrupción relacionados con el cobro de comisiones por parte de autoridades municipales.

Sánchez ha insistido que Rajoy “tiene que comparecer, dar explicaciones y dar la cara”, sobre todo “por la incertidumbre y la indignación de los ciudadanos”. “Por eso hemos pedido en la Junta de Portavoces un pleno extraordinario para que Rajoy comparezca y dé explicaciones sobre la corrupción que afecta fundamentalmente al Partido Popular”.

“No sé si cuando Rajoy pide disculpas lo hace por el nombramiento de Ana Mato –que sigue siendo miembro del Consejo de Ministros-, si pide disculpas por el nombramiento de Ángel Acebes – que fue nombrado secretario general del Partido Popular-, si pide disculpas por el nombramiento de María Dolores de Cospear –actual secretaria general del PP y que está siendo investigada y señalada por el señor Bárcenas-, o incluso por el nombramiento de Bárcenas como tesorero”. “Todos estos nombramientos”, ha recordado el líder del PSOE, “dependían de una sola persona: Mariano Rajoy”.