PEDRO SÁNCHEZ: “Salgo a ganar las elecciones y cuanto más fuerte esté el Partido Socialista, más garantías habrá de cambio sensato y progresista”

“Los españoles progresistas saben ahora que votar a Podemos es votar contra el Partido Socialista y perpetuar al PP en el Gobierno”

27/04/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró hoy que “ahora mismo los españoles progresistas saben que votando a Podemos, y al señor Iglesias en particular, lo que se está haciendo es votar contra el Partido Socialista y perpetuar al PP en el Gobierno”.

 

En una entrevista en “Herrera en Cope”, que ha realizado hoy su programa desde la sede de Ferraz, Sánchez señaló que “no pudo ser, porque se antepuso el sillón del señor Iglesias y de Podemos antes que las políticas que pudiera poner en marcha ese gobierno” y porque “los vetos nominales han podido sobre las políticas. “No pudo ser, pero será”, sentenció.

 

A su juicio, “todos los políticos hemos fracasado, pero ha habido algunos políticos que hemos trabajado para evitar ese fracaso y otros no. El señor Rivera y yo mismo hemos intentado que esta legislatura echara a andar, pero ha habido otros dos partidos políticos, Podemos y el PP, que lo han bloqueado. Lo de Rajoy lo entiendo, porque suponía articular una mayoría para cambiar sus políticas, pero lo del señor Iglesias es inexplicable”.

 

“El problema nunca han sido los contenidos, el problema de Iglesias ha sido los sillones y lo que se ha descubierto durante estos 4 meses ha sido un político inflexible”. A su juicio, en Podemos ha habido un debate interno sobre apoyar o no la investidura de un candidato socialista y “ha triunfado el ala dura de Podemos, que representa Iglesias y Monedero, y ha perdido el ala moderada que lidera Errejón”. En este sentido, recordó que ayer fue Iglesias el que “cierra la puerta y echa el candado a cualquier tipo de interlocución” con el PSOE.

 

Reconoció que vio “cerca” el acuerdo con Podemos -aunque nunca le dijeron que se iban a abstener-, y que las conversaciones con Errejón dieron lugar a tres reuniones, mientras que cuando se sentó en la mesa Iglesias fue solo por unas horas, lo que demuestra que “hubo un cambio, un giro inexplicable que tuvo más que ver con sus intereses personales que con el interés general”.

 

En su opinión, “ahora hay muchos votantes de Podemos que han descubierto al señor Iglesias para mal”, porque no les ha representado en la defensa de muchas de sus demandas que eran legítimas. Y consideró que “el PSOE ha entendido lo que quieren los españoles y es que la política sea acuerdo y no imposición, que los pactos sean transversales y trasciendan las trincheras ideológicas para que duren en el tiempo”; algo de lo que fue ejemplo el acuerdo alcanzado por Ciudadanos y el PSOE.

 

Sobre una posible coalición electoral entre Podemos e IU, el secretario general apuntó que “hoy Iglesias quiere acudir en coalición con una organización a la insultaba hace cuatro meses” porque “hay una caída en las expectativas electorales de Podemos muy sustantiva, como consecuencia de actitud que ha tenido Iglesias durante estos últimos cuatro meses”.

 

Respecto al balance que hace de los gobierno autonómicos y municipales en los que PSOE y Podemos han llegaron a acuerdos en 2015, diferenció entre aquellos lugares en los que gobierna el PSOE con el apoyo de Podemos, que “están funcionando”, y alcaldías como las de Barcelona, Madrid, Cádiz o Ferrol en las que gobierna Podemos con el apoyo del PSOE y que –a su juicio- “dejan mucho que desear” pues “hay mucho postureo y poca política”.

 

Salimos a ganar las elecciones por un cambio progresista y sensato

 

De cara a la campaña electoral, aseguró que “nosotros salimos a ganar las elecciones” y tanto “votantes progresistas” como “conservadores”, verán en el PSOE a un partido “que quiere el cambio” y que éste sea “sensato”; “un cambio de rumbo en la regeneración democrática, en la recuperación de derechos y en la consolidación de la creación de empleo”. Por tanto, insistió, “salgo a ganar las elecciones y cuanto más fuerte esté el Partido Socialista, más garantías de cambio sensato y progresista habrá”.

 

“Mi objetivo”, afirmó Sánchez “va a ser la creación de empleo con derechos”, “recuperar muchos de los derechos sociales perdidos por la clase media y trabajadora” y “la regeneración democrática”, porque “no puede ser que Mariano Rajoy y el PP, que está asediado por la corrupción, continúe gobernando el país, haciendo un flaco favor a nuestro sistema político”.

 

El líder socialista insistió en que el PSOE va a hacer una “campaña trasversal” y va a “tender la mano a todos los votantes de izquierda y de derecha que quieran cambiar este país de rumbo”. “Nosotros estamos en el para qué y no en el con quién”, subrayó.

 

Asimismo, se mostró partidario de hacer una campaña “mucho más austera”, pero “los españoles se merecen ver a partidos políticos hablando de futuro”, dijo.

 

A la pregunta de si mantiene el calificativo de “indecente” que hizo al Presidente del Gobierno durante el debate que ambos protagonizaron en campaña, Sánchez reconoció que “podía haber utilizado otra expresión”, porque entre las cosas que los españoles han dicho el 20 de diciembre es que “basta ya del `y tú más´ y que hay que hablar de la cosas que nos unen y no de las que nos separan”. “Admitiendo todas las discrepancias ideológicas, todas las diferencias políticas que yo pueda tener con el señor Rajoy, creo que ese día me equivoqué”.