PEDRO SÁNCHEZ se compromete a convocar a instituciones y agentes sociales para “impulsar entre todos una agenda para la recuperación justa”

Subraya que esa agenda tendrá cinco ejes: reindustrializar y apostar por la ciencia, crear empleo y empresas, impulsar la transición energética, hacer una fiscalidad justa y blindar nuestro Estado del Bienestar.

02/12/2015

El secretario general del PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió hoy, si gana las elecciones, a "convocar a empresarios, trabajadores e instituciones para, entre todos, impulsar una agenda para la recuperación justa con cinco ejes: reindustrializar y apostar por la ciencia, crear empleo y empresas, impulsar la transición energética, hacer una fiscalidad justa y blindar nuestro Estado del Bienestar."

Durante el desayuno de Nueva Economía Fórum, Sánchez se refirió al primero de los ejes: reindustrializar España y un Pacto por la Ciencia, “haciendo posible un crecimiento sobre sectores avanzados de alto valor añadido, todo lo contrario al actual modelo del PP de competir a base de precarización laboral y bajos salarios”.

En este sentido, el líder socialista se comprometió a “aumentar la financiación pública de manera inteligente, a través de un impulso a los fondos de capital riesgo con capital público, o al uso de avales y garantías públicos, que atraigan y movilicen capitales privados”; “duplicar los fondos en I+D+i; mejorar los incentivos fiscales para aumentar la Investigación e innovación privada; transformar el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) en una verdadera Agencia Estatal de Innovación, con competencias y recursos reforzados, e impulsar la compra pública innovadora hasta el 3% de todas las licitaciones”, así como “promover un pacto por la Ciencia recuperando los niveles de 2011”.

Crear buen empleo, empleo con derechos

 En relación con el segundo de los ejes de la agenda de la recuperación económica justa, “crear buen empleo, empleo con derechos”, Sánchez apostó por “recuperar derechos laborales perdidos, como el derecho a la formación profesional, la igualdad de oportunidades en el acceso al empleo, imprescindible para las personas con discapacidad”. Asimismo, anunció que los socialistas “incluiremos la garantía de derechos, como la seguridad y la salud en el trabajo, y el derecho a la propiedad científica e intelectual de los trabajadores” y “acabaremos con la figura de los falsos autónomos y las becas que encubren verdaderos contratos de trabajo”. Igualmente, aseguró que el compromiso del PSOE es “reducir la tasa de temporalidad del 24% al 15%, que es la media europea”.

En materia de contratos, subrayó que el PSOE dejará en tres el número de contratos: “indefinido, temporal y uno de formación” y que “no podrán cubrirse puestos de trabajo permanente con contratos temporales y ningún contrato temporal podrá durar más de 1 año, aunque la negociación colectiva podrá extenderlo hasta 2 y fijar la tasa máxima de temporalidad en los distintos sectores”. También avanzó que su apuesta es “no penalizar con más cotizaciones a la Seguridad Social la contratación temporal que se ajuste a esta regla, pero sí pagarán más los que abusen de la contratación temporal”.

Por otro lado, insistió en su objetivo de poner fin a la devaluación salarial, “subiendo el salario mínimo en ocho años al 60% del salario medio en nuestro país, 1000 euros al mes, y aprobando una ley de igualdad salarial entre hombres y mujeres”, así como “recuperar la negociación colectiva y garantizar el derecho al tiempo en el trabajo, regulando con claridad el trabajo a tiempo parcial, fuente hoy de precariedad laboral”.

 Transición Energética

La Transición Energética será el tercer eje de la agenda para la recuperación justa. Así, Sánchez aseguró que los socialistas impulsarán “una auditoría sobre los costes integrados en la tarifa eléctrica, como condición indispensable para impulsar la coherencia entre lo que pagamos y lo que recibimos” y “eliminaremos el Impuesto al Sol contenido en el Decreto del Autoconsumo energético para promover así un marco regulatorio estable y propicio a la generación a pequeña escala”.

También anunció que crearán “un fondo verde para la transición energética. Un fondo que será alimentado con parte del impuesto al CO2 con tres líneas básicas: una social, para acompañar a las familias y colectivos vulnerables subvencionando las inversiones que garanticen el ahorro y la eficiencia energética en sus hogares, la bonificación en el transporte público y la garantía de un mínimo consumo de electricidad a precio bonificado”.

Sánchez también apostó por “facilitar el crédito para la inversión en ahorro y eficiencia, con particular atención a las PYMES y al sector residencial” y por “préstamos a bajo interés para asegurar la movilidad limpia en los sectores de la logística y las empresas del sector del transporte de personas y mercancías”.

Reforma fiscal justa

Pedro Sánchez subrayó que el cuarto eje tiene que ver con una “reforma fiscal progresista y la garantía de la estabilidad presupuestaria”. En este punto, insistió en que “el PSOE no subirá los impuestos a la clase media trabajadora y sí a las rentas más altas, sin copagos, sin agujeros fiscales, sin amnistías fiscales”, y esto implicará,” tomar medidas tributarias que nos permitirán obtener ingresos, más allá de los que genera el propio ciclo económico, de forma progresiva, hasta llegar a 25.000 millones de euros adicionales en 2019, respecto a 2015”.

Así, señaló que la primera fuente de estos ingresos vendrá por un “ambicioso plan de lucha contra el gran fraude y el fin de las vergonzosas amnistías fiscales”, con el que se prevé elevar la recaudación en unos “10.000 millones adicionales respecto a 2015”.

Además, el secretario general apuntó que los socialistas “revisaremos en profundidad el impuesto de sociedades para ensanchar las bases imponibles y acercar el tipo nominal al tipo efectivo, y entre tanto estableceremos un tipo mínimo del 15% sobre el resultado contable para acercar los tipos efectivos a los tipos nominales de las grandes empresas”. También- dijo- “llevaremos a cabo una reforma integral de la tributación de la riqueza y las rentas del capital, para incorporarla de manera más efectiva en nuestro sistema impositivo como manifestación de capacidad económica establecida en la Constitución”.

Entre tanto, señaló que el PSOE establecerá “mediante legislación básica un mínimo común en todo el territorio nacional tanto en el Impuesto de Sucesiones como en el de Patrimonio, para evitar en la práctica, su vaciamiento y la competencia fiscal entre regiones” y pondrá en marcha “una nueva fiscalidad medio ambiental, que nos acerque a los estándares europeos, que incluya un impuesto sobre a las emisiones de CO2, discriminando entre las empresas sujetas al sistema de comercialización de derechos de emisiones y que sirva para impulsar la transición energética”.

“Impulsaremos-añadió- la aprobación final en Europa del impuesto de transacciones financieras, con base amplia que incluya el mayor número posible de productos financieros”.

Blindar el Estado del Bienestar

El objetivo de este quinto eje-explicó Sánchez- es “reparar los daños en nuestro sistema de bienestar, luchar contra la pobreza e impulsar un pacto educativo”.

En sanidad, se comprometió a “elevar, en ocho años, la inversión al 7% del PIB”; en educación pública, anunció que “los próximos cuatro años verán triplicada la inversión” y también apostó por “volver a impulsar la Ley de Dependencia, recuperando, entre otras, la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales”.

Por último, se refirió a su propuesta de un Ingreso Mínimo Vital, que es “la punta de lanza para acabar con la pobreza, en especial la infantil, garantizando un ingreso a los 700.000 hogares que hoy no tienen” nada.

Debates. Rajoy acabará pagando su soberbia

En la ronda de preguntas que ha seguido a su intervención, Pedro Sánchez se ha referido al debate organizado por ‘El País’, que protagonizó el pasado lunes junto a Rivera e Iglesias y, tras considerar que “hicimos un buen debate los tres candidatos”, ha criticado al “gran ausente”, Mariano Rajoy, quien al no acudir “demostró su soberbia”; esa que ha caracterizado toda su acción política durante estos cuatro años, gobernando “solo y frente a todos”. Una “soberbia” que –en su opinión- “acabará pagando con un resultado bastante negativo para el Partido Popular, el próximo 20 de diciembre”.

Pedro Sánchez defendió su reivindicación durante el debate de los logros de los gobierno socialistas, pues “si algo ha representado el PSOE en términos políticos ha sido la transformación y modernización” de España, nuestra incorporación a la UE y el haber “puesto en pie el Estado del Bienestar”.

En definitiva, “la filosofía socialdemócrata de crecer para repartir y repartir para crecer”, que es “la lección que debemos sacar de esta crisis” y “la gran herencia que yo recojo de Felipe González y de José Luis Rodríguez Zapatero, y que tiene un factor competitivo añadido respecto a partidos que acaban de ser creados”.

Respecto a los vínculos entre Sáenz de Santamaría y Bárcenas para influir en investigaciones policiales, tal y como hoy recoge un medio digital, Pedro Sánchez aseguró que “por supuesto” pedirá explicaciones por ello.

Consideró asimismo que “la historia de la relación de Bárcenas con Rajoy” está “todavía por escribir”, pues “quedan aún muchos flecos por conocer” y aseguró que, “en el debate que vaya a tener con Mariano Rajoy” –el próximo 14 de diciembre- “uno de los temas y de los nombres que va a salir es el de Bárcenas, porque evidentemente la historia política de Rajoy está ligada a este personaje”.

Ciudadanos y Podemos

También ha hecho comentarios el líder socialista sobre las dos fuerzas emergentes. Pedro Sánchez ha señalado que “los votantes de Podemos deben saber que ese partido se está desfondando” y que “el único partido de izquierdas que puede ganar a las dos derechas es el PSOE”. También, “deben saber que Pablo Iglesias está diciendo que, si hay opciones para que gobierne la izquierda, si no es él” el presidente, “prefiere que gobierne el Partido Popular”.

En cuanto a Ciudadanos, aseguró que “el problema” de esta formación “es que ya se empieza a conocer lo que han hecho desde el pasado 24 de mayo”: “siempre que ha podido optar, han optado ha sido por la derecha” y prueba de ello es Madrid, “donde optó por apoyar al PP de la Gürtel, en vez de a Ángel Gabilondo”. Por eso se mostró convencido de que, “si suman las dos derechas, Rivera hará presidente a Rajoy”.

Resolución del TC

Sobre el fallo del Tribunal Constitucional, que previsiblemente anulará la resolución separatista del Parlament, Pedro Sánchez ha señalado que ésta “era claramente inconstitucional” y “trataba de situar a Cataluña fuera de la legalidad democrática”. El líder del PSOE ha exigido “al independentismo en Cataluña que respete la sentencia del Tribunal Constitucional, como no puede ser de otra manera”.