Pedro Sánchez se compromete a "defender a la clase media frente al desmantelamiento del Estado del Bienestar" que está llevando a cabo el Gobierno con sus recortes

Sobre la publicación de las balanzas fiscales, Sánchez apunta que "si las balanzas fiscales deben de servir a algo es precisamente a unir y no a enfrentar a los distintos territorios"

El ganador de la consulta a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez, subrayó que al Partido Socialista no le gusta “ni la música ni la letra” de los nuevos recortes que planea el Gobierno, porque “hablar de copagos, de repago, y, en definitiva, de recortar y desmantelar el estado del bienestar en nuestro país es una mala solución”.

Tras reunirse con el Presidente de la Patronal, Juan Rosell, Pedro Sánchez se comprometió cuando sea Secretario General del PSOE a “defender a la clase media frente al desmantelamiento del Estado del Bienestar”, ya que “cada vez que se le dice a la clase media que hay que hacer una reforma estructural es contra ella”.

Por ello, apostó por llevar a cabo “avances en lo económico y en lo social para garantizar ese Estado del Bienestar” y “para ello necesitamos una reforma fiscal diferente a la que ha planteado el Gobierno de España”. Así, apuntó que las caídas de recaudación que traerá esa reforma fiscal “anticipan nuevos recortes en la salud pública, en la educación pública, y en todo aquello que ahora mismo está cohesionando y garantizando un bienestar a la clase media”.

Balanzas fiscales

Preguntado por la publicación de las balanzas fiscales, Sánchez apuntó que “si las balanzas fiscales deben de servir a algo es precisamente a unir y no a enfrentar a los distintos territorios”.

En este sentido, recordó que una de las principales tareas que tiene el Gobierno de España desde principios de año es la reforma del sistema de financiación autonómica y que ha incumplido el compromiso de renovarlo cada 5 años. Por ello, instó al Presidente del Gobierno a afrontar el proceso de reforma del sistema de financiación autonómica.

Apuesta por el diálogo social

Tras su encuentro con Rosell, el ganador de la consulta a la Secretaría General del PSOE se comprometió a “trabajar desde la oposición para que haya un diálogo social fluido”, ya que es “una buena palanca de progreso”.