PEDRO SÁNCHEZ: “Se ha abierto una etapa de deshielo entre la Generalitat de Cataluña y la política española” y eso hará “aflorar las soluciones”

Recuerda que “hay una mayoría de catalanes que el pasado 20 de diciembre dijeron ‘si’ al cambio” y vuelve a pedir a las fuerzas que lo representan “que nos unamos para propiciar ese gobierno que tanto necesita Cataluña y el conjunto de españoles”.

15/03/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró hoy, tras mantener una reunión con el president Puigdemont, que se ha abierto “una etapa de deshielo entre la Generalitat de Cataluña y la política española” y que, “cuando se abre una etapa de deshielo, es cuando afloran las soluciones”.

En rueda de prensa en el Palau de la Generalitat, Sánchez subrayó que “el diálogo y la negociación tienen que ser imprescindibles para que podamos encontrar una solución que seguro conviene a la mayoría de catalanes y españoles, y desde luego por nuestra parte no va quedar; vamos a intentar hablar de todo y con todos, incluso con los que discrepemos profundamente” como es el caso de quienes defiende la hoja de ruta independentista. “Estoy convencido de que dentro de la Constitución hay mucho camino por recorrer para que Cataluña se sienta a gusto, dentro del proyecto de renovación que queremos para España muchísimas fuerzas del cambio”, añadió.

Pedro Sánchez, que agradeció a Carles Puigdemont su “predisposición al diálogo", apostó por “normalizar las relaciones entre el Estado español y la Generalitat de Cataluña” y aseguró que “para normalizar esas relaciones hay que normalizar el diálogo”. En este sentido, se mostró convencido de que “ese diálogo solo podrá venir de la mano de un gobierno de cambio”, ya que “es necesario cerrar y dejar atrás una etapa de cuatro años, donde la ausencia de diálogo ha provocado el bloqueo institucional y el enfrentamiento”.

Así, Sánchez se mostró partidario de “activar la relación entre la Generalitat de Cataluña y el Gobierno de España”, es decir, “poner en marcha de una vez la comisión bilateral entre ambos gobiernos para desbloquear muchos de los 23 puntos que Mas plateó a Rajoy y que inexplicablemente no obtuvieron ni tan siquiera una respuesta negativa”.

En su opinión “hay muchísimos elementos en los que se pueden entender” ambos ejecutivos, como “la financiación autonómica; el cumplimiento de las inversiones que contempla el Estatut y el Gobierno de España tiene que cumplir; el reparto equitativo en los objetivos de déficit público; la activación de nuevo del corredor Mediterráneo o todo lo que tiene que ver la agenda social” que recoge el acuerdo PSOE-Ciudadanos.

No al referéndum de autodeterminación y sí a la reforma Constitucional

Pedro Sánchez trasladó a Puigdemont que el PSOE “no comparte la hoja de ruta independentista por ser ilegal, unilateral y porque estamos convencidos de que hay una mayoría de catalanes y catalanas que no abrazan esa hoja de ruta independentista y lo que quieren es renovar una marco de convivencia entre Cataluña y España”.

El compromiso del PSOE es poner en marcha una subcomisión parlamentaria en el Congreso de los Diputados para abordar la reforma constitucional, “que resuelva los problemas de autogobierno que demanda justamente la Generalitat de Cataluña”, apuntó.

Respecto al referéndum de autodeterminación que defiende el president Puigdemont, Sánchez consideró que en este caso “el orden de los factores sí altera el producto, porque quieren primero votar para romper, cuando lo importante sería lo contrario: acordar primero y luego votar” la reforma constitucional.

El líder socialista se ha mostrado “dispuesto a hablar de todo, pero siempre dentro de los márgenes que maca la Constitución española y la legalidad democrática”.

Unión de las fuerzas del cambio

Durante su intervención, y en referencia a la gobernabilidad de España, Pedro Sánchez ha recordado que “hay una mayoría de catalanes que el pasado 20 de diciembre dijeron ‘si’ al cambio” apostando por los partidos que lo representan y ha vuelto a “pedir a las fuerzas del cambio que nos unamos para, precisamente, propiciar ese gobierno del cambio que tanto necesita Cataluña y el conjunto de españoles”.

Explicó que ese gobierno del cambio “aspira a gobernar para todos” y “propondrá medidas y políticas que convoquen y no confronten”. Desde el PSOE, “queremos marcar una nueva hoja de ruta en las relaciones entre la Generalitat y el Estado español basadas en el diálogo, el entendimiento y la convivencia”.

Mano tendida a Pablo Iglesias

Preguntado por la petición por parte de Pablo Iglesias de una nueva reunión con él para reanudar las conversaciones de cara a formar gobierno, Sánchez se mostró “encantado” de celebrar ese encuentro, porque “es importantísimo que Podemos y el PSOE hablemos para desbloquear esta situación”.

A su juicio, hay muchos votantes de Podemos “que no entienden que el voto a Pablo Iglesias esté permitiendo el mantenimiento del señor Rajoy como presidente del Gobierno en funciones”. “Si el señor Iglesias desbloquea esta situación podremos poner en marcha el vehículo del cambio y del diálogo que necesitan los españoles”.

A su juicio, la clave es interpretar lo que nos dijeron los ciudadanos el 20 de diciembre y es “que quieren que todas las fuerzas del cambio se pongan de acuerdo”. “Así que yo tiendo la mano al señor Iglesias”- dijo- para “hablar, dialogar y llegar a un acuerdo cuanto antes”.