Pedro Sánchez señala que la reforma constitucional “no es un fin en sí mismo sino el cauce para recomponer consensos rotos”

“Reformar nuestro marco de convivencia para hacer una Constitución avanzada para una España que avanza toda unida. Que no deja a ningún territorio, ni a ningún ciudadano atrás”

El secretario general y candidato a la presidencia de Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que la reforma constitucional  que está planteando el PSOE “no es un fin en sí mismo sino el cauce para recomponer consensos rotos” y ha enumerado: el consenso territorial “hoy roto por el independentismo”; el consenso entre las instituciones y sus ciudadanos, “descontentos con el funcionamiento de nuestra democracia”; y el social, reconociendo “nuevos derechos, nuevas libertades y blindando nuestro Estado del Bienestar”. “Reformar nuestro marco de convivencia para hacer una Constitución avanzada para una España que avanza toda unida. Que no deja a ningún territorio, ni a ningún ciudadano atrás”, ha reclamado.

Sánchez ha explicado, en la primera de las reuniones que ha mantenido con el Consejo para la reforma constitucional -el equipo de trabajo integrado por profesores y expertos en Derecho que van a colaborar en la elaboración de la propuesta de reforma de la Carta Magna-, que “ahora más que nunca” es necesaria revitalizarla para “restaurar plenamente la confianza entre los ciudadanos y las instituciones, y reforzar el consenso que ha hecho posible la convivencia democrática desde 1978”.

El líder socialista ha criticado el “inmovilismo” del gobierno de Mariano Rajoy, “ese mirar para otro lado” cuando se ha abierto este debate. “El error de Rajoy es no haber sabido ver que la España del Siglo XXI no puede proyectarse a los próximos veinte y treinta años” sin hacer “una revisión profunda”  de nuestras reglas de convivencia. También se ha referido a los que quieren hacer “una enmienda a la totalidad” de la Constitución, como han propuesto otras fuerzas políticas. “Tanto error es no mover una coma, como tratar de liquidar la Constitución de la democracia”, con la que ingresamos en la Unión Europea, que estableció derechos y libertades, que descentralizó competencias dando oportunidades a todos los territorios de España, y nos convirtió en ciudadanos. En este sentido, ha querido dejar claro que la reforma que va a proponer el PSOE “honrará la constitución de 1978” pero la “hará más fuerte y se apoyará en el espíritu de unión y de convivencia” que entonces la hizo posible.

El secretario general ha asegurado que confía en que esta reforma salga adelante al igual que lo hicieron otras propuestas socialistas porque “eran reformas meditadas, sensatas y necesarias”. Ha explicado que en este proceso de reforma constitucional, el PSOE no quiere “imponer” sino que busca el acuerdo, porque una reforma como la que pretendemos “solo podrá salir adelante si es fruto del consenso, si cuenta con el apoyo de la gran mayoría de las fuerzas políticas”. En este sentido, ha añadido que los socialistas tienden la mano a todos los grupos parlamentarios “conscientes de que tratamos de normas de convivencia para todos y todos debemos dar unidos ese paso”.

Sánchez ha recordado que el PSOE lleva tiempo trabajando en la reforma de la Carta Magna, no solo desde el ámbito de Partido sino también con grupos de expertos, como el que hoy se constituye o Fundaciones, como la Alfonso Perales o la Campalans, y ha anunciado que próximamente se va a abrir un canal en internet, en el site mipsoe.es, para recibir las aportaciones que quiera realizar la ciudadanía.

Finalmente, ha enumerado los cuatro ejes sobre los que vertebrará la reforma de la constitución: garantizar  el Esta...