PEDRO SÁNCHEZ: “Si gobernamos lo haremos para transformar y para cohesionar, y no a cualquier precio”

Recuerda que “más del 71%” de los votantes “han rechazado la continuidad del PP” apoyando opciones “progresistas”, al tiempo que “nos han dado un mandato a favor del diálogo y los acuerdos”.

28/12/2015

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha señalado esta mañana que “si gobernamos, lo haremos para transformar y para cohesionar, y no lo haremos a cualquier precio”.

 

Durante su intervención ante los miembros del Comité Federal, Sánchez ha querido “enviar un mensaje de confianza” a la sociedad española, “en la democracia y en sus posibilidades”, mostrándose convencido de que “paso a paso, y sin atajos, las soluciones”, tras el resultado electoral del pasado 20 de diciembre, “irán apareciendo”.

 

Recordó que es a Rajoy y al PP, como primera fuerza política, a quien “corresponde intentar formar gobierno” y que “el PSOE respetará ese tiempo con la responsabilidad y la prudencia debidas”. “Si logra la investidura –afirmó- el Partido Socialista liderará una oposición exigente y leal, como hasta ahora”.

 

Ahora bien, -añadió- “si Rajoy y el PP fracasan en su intento de formar Gobierno, el PSOE asumirá su legítima responsabilidad de convocar a todas las fuerzas políticas y sociales en la apasionante tarea de abordar las transformaciones estructurales que exige España, para ganarse su futuro”. Eso sí, “lo haríamos con una condición previa: la renuncia a cualquier planteamiento que implique fracturar la convivencia entre españoles”, subrayó.

 

Para el líder socialista la celebración de unas nuevas elecciones “es la última de las opciones”, pues “no es una solución sino el aplazamiento del problema” y supondría “el reconocimiento de la falta de capacidad de los partidos para cumplir con el mandato que nos han dado las urnas, que es el de dialogar y entendernos”.

 

Cinco principios sobre los que dialogar

 

Dicho esto, Sánchez explicó “los cinco principios básicos” sobre los que está dispuesto a dialogar el PSOE: “primará siempre el interés general de la sociedad española”; “el Partido Socialista votará en contra de la continuidad de Mariano Rajoy y también de cualquier otro candidato del PP a la presidencia del Gobierno”. En tercer lugar, "si Rajoy y el PP son incapaces de liderar este nuevo tiempo con la capacidad de diálogo que se exige, el PSOE abordará con firmeza su legítima responsabilidad de ofrecer una alternativa de Gobierno a España". Un Gobierno "progresista, reformista, con capacidad de diálogo y acorde con los planteamientos del ideario del Partido Socialista”.

 

En este punto, Pedro Sánchez ha llamado a no olvidar “el debate político esencial” que se ha abierto tras las elecciones generales, esto es, “si el principal causante de las crisis continua gobernando, o si por el contrario empieza la etapa del cambio, la modernización, la regeneración y la recuperación justa que demandan los españoles, de la mano de la única organización que tiene equipo, con capacidad, experiencia, liderazgo y proyecto para hacerlo: el PSOE”. En definitiva, “gobernar para dejar las cosas como están, no. Pero gobernar para transformar, sí”.

 

Como cuarto principio, el líder socialista ha afirmó también que, si llega el momento del diálogo con otros partidos para formar Gobierno, “el PSOE lo hará con luz y taquígrafos” y, finalmente, ha reiterado que “no formaremos Gobierno a cualquier precio”, por lo que “no dialogaremos sobre cuestiones como la integridad territorial de España”.

 

A continuación, el secretario general ha señalado ante los miembros del Comité Federal que lo ocurrido el 20-D en la política nacional “se anunciaba ya en las elecciones autonómicas y municipales”, recordando que “el Partido Socialista logró ser la centralidad sobre la que se articuló y lideró el cambio demandado por los votantes” y que “sobre esa base gobernamos en miles de ayuntamientos, en la mayoría de Diputaciones y en la mayoría de Comunidades Autónomas”, para lo que “contasteis con la confianza de esta Dirección federal que siempre supo que dialogaríais y actuaríais en interés general de los vecinos y vecinas, de vuestros municipios y regiones”.

 

Regresando al análisis electoral, Pedro Sánchez ha asegurado que el principal mensaje de las urnas es que “los españoles y españoles votaron cambio y diálogo”. “Más del 71% de los votos han rechazado la continuidad de las políticas del PP”, “la mayoría escogieron cambio a partir de valores y propuestas de izquierdas y progresistas”, al tiempo que “nos han dado un mandato a favor del diálogo y los acuerdos”.

 

En su opinión “los españoles quieren una política nueva, renovada, limpia. Abrir las ventanas y ventilar las instituciones. Desatascar de una vez los problemas atascados. Quieren políticos que no les mientan, que sean transparentes en sus decisiones y den participación a la ciudadanía.

 

Pero también, ”un cambio que cohesione, porque Mariano Rajoy estuvo cuatro años dividiendo y confrontando”; un cambio que restaure “todo lo que la derecha ha fracturado” y ante el cual “el PSOE se erige como el partido más transversal y más dialogante, como el único capaz de llegar a acuerdos con todos”.

 

Por ello, aseguró que “nos dejaremos la piel en el empeño de construir una mayoría política que atienda a lo que ha dicho con claridad la mayoría social con sus votos: que nos fijemos en lo que nos une y no en lo que nos separa”.

 

En ese sentido, y en un claro mensaje a Podemos y a su imposición de líneas rojas, ha asegurado que “nosotros lo que queremos es escribir un catálogo de todo aquello que nos acerca a otras fuerzas políticas”. “No vamos a buscar ni cordones sanitarios, ni líneas rojas, ni trincheras, ni atalayas. En lugar de confrontar, convocaremos”. Para ello –continuó- “vamos a buscar los puentes que unen”, manteniendo como referente “la igualdad”.

 

“Somos el partido del diálogo”, el que tiene “mayor capacidad de acuerdo, porque somos la centralidad política” y “cada minuto que tardemos en pasar esta página negra de nuestra historia será un minuto más de sufrimiento político y social, un minuto más de incertidumbre económica”.

 

“Vamos a buscar lo que nos une como sociedad, para emprender con el esfuerzo de todos el camino de la recuperación justa. Cualquiera que quiera una sociedad más justa será bienvenido a este tiempo nuevo y encontrará tendida la mano del Partido Socialista. Por el contrario, quienes vengan a hablar de lo suyo y no de lo de todos, quienes quieran seguir levantando barreras nos encontrarán enfrente, porque el Partido Socialista ha sido siempre el partido de la igualdad”.

 

“Los españoles nos han mandado un mensaje claro: dialoguen ustedes, dialoguen y dialoguen. Y cuando terminen, sigan dialogando. Pues dialoguemos para convocar a la enorme y apasionante tarea de renovar España”, añadió.

 

Ocho grandes acuerdos para hacer progresar España

 

En este punto, Pedro Sánchez habló de los “ocho grandes acuerdos” que,  a su juicio,  son necesarios para hacer progresar a nuestro país. Así, citó “un gran pacto para la recuperación económica justa que implique un nuevo Estatuto de los Trabajadores, una fiscalidad suficiente y progresiva y una transición energética”; un “pacto por la educación, la ciencia y la cultura”; un “gran acuerdo para reconstruir nuestro Estado del Bienestar, como el mejor instrumento de la lucha contra las desigualdades y contra la pobreza”.

 

En cuarto lugar, abogó por “la reconstrucción del Pacto de Toledo” para “garantizar las pensiones”, el que  las pensiones mínimas suban al menos por encima del coste de la vida y que permita “suprimir los copagos que asfixian a muchos pensionistas”. Quinto: “un pacto contra la violencia de género”; en sexto lugar “un pacto para regenerar la vida institucional y política”, que “extirpe la corrupción y la prevenga”, para “garantizar la independencia de la Justicia y para instaurar un Gobierno abierto en todos los ámbitos de la administración.

 

“Séptimo: convocar al conjunto de fuerzas parlamentarias a abrir una ponencia en el Congreso de los Diputados para llevar a cabo la reforma que mejorará y pondrá al día nuestra Constitución”. Y octavo, “convocar a un gran pacto por Europa”, renovando el compromiso de la sociedad española con la construcción de un gran espacio europeo de derechos, de libertades y de ciudadanía.

 

En resumen, “si gobernamos, lo haremos para transformar y para cohesionar y  no lo haremos a cualquier precio”, señaló Pedro Sánchez.

 

Volviendo al análisis electoral, el secretario general ha hecho autocrítica, y tras afirmar que el PSOE “no cumplió sus objetivos” y asumir por ello su responsabilidad, ha insistido en que  “la respuesta de los españoles a cuatro años de abusos, de recortes y de corrupción por parte de la derecha, ha sido un vuelco electoral hacia opciones progresistas y de izquierda”, cuya “representación extraordinariamente fragmentada ha impedido” sin embargo “una hegemonía clara en el Parlamento”.

 

También ha criticado Pedro Sánchez el que durante estos meses se haya producido “una evidente coalición de intereses contra el Partido Socialista” desde “la derecha política y sus aliados tradicionales”, que han procurado “el desgaste del PSOE para compensar la previsible reducción de apoyos al PP”, cuando no “condicionar y hasta someter al PSOE” desde poderes económicos, a un acuerdo con el PP, cosa que “no lograron”. A ello se ha unido el que “desde el resto de la izquierda política se procuraba también el desgaste del PSOE para dividir al electorado progresista, favoreciendo indirectamente el triunfo del PP”.

 

Finalmente ha reiterado que “todo lo que hagamos y decidamos estará siempre al servicio del interés de la mayoría de españoles, sobre todo, de quienes más necesitan de un proyecto socialista al frente de las instituciones”. “Vamos a estar a la altura de la lección democrática que han dado los ciudadanos, no vamos a caer en la resignación ni en el maximalismo, no vamos a ser cobardes ni extravagantes”. “El voto socialista es un voto por el cambio, por la izquierda y por el diálogo. Y cumpliremos”, concluyó.