PEDRO SÁNCHEZ: “Sin vosotros este país no tiene futuro”

Anuncia que el PSOE pondrá en marcha donde gobierne planes de retorno del talento, mediante bonificaciones fiscales para las empresas que contraten a los jóvenes expatriados laborales y mediante una inversión de 1.500 millones de euros para repatriar en 4 años a 10.000 científicos

El secretario general, Pedro Sánchez, anunció hoy que allí donde gobierne el PSOE a partir del 24 de mayo articulará “planes de repatriación” de los jóvenes que han tenido que marcharse a trabajar fuera de España ante la falta de oportunidades en nuestro país, mediante “bonificaciones fiscales” para las empresas que los contraten y conseguir así su retorno a España.

Durante una videoconferencia desde Irún con tres de estos jóvenes españoles expatriados laborales y con la madre de uno ellos, Sánchez anunció también que el PSOE pondrá en marcha si gobierna un plan dotado con 1.500 millones de euros, a fondo de los Presupuestos Generales del Estado, “para repatriar en 4 años a 10.000 científicos e investigadores que, como consecuencia de los recortes del PP, han tenido que emigrar”.

Pedro Sánchez insistió en que “el compromiso del PSOE es no resignarnos a que la generación perdida sea la generación más preparada que tenemos en nuestros país”. “Tenéis que volver a España,-les dijo- porque necesitamos que forméis parte de ese gran cambio político, social y económico que tenemos que dar a nuestro país, de ese salto de modernización en lo económico que haga posible que creemos oportunidades, sobre todo, para la gente joven”.

Insistió en que los socialistas “queremos construir la España de las oportunidades y eso tenemos que construirlo con gente cualificada, con talento y con valentía”. “Sin vosotros este país no tiene futuro”, subrayó.

Sánchez denunció que el exilio económico es “recortar en lo más importante que tiene una sociedad, que es el futuro” y criticó que la derecha vea esa salida de jóvenes talentos como algo normal, como un presente resignado que toca vivir y contra lo que el gobierno no puede hacer nada, llegando a considerarlo incluso como movilidad exterior.