Pedro Sánchez sobre Cataluña: “Mientras los socialistas conformamos el punto de encuentro, en un extremo están los del formol y en el otro los de la gasolina”

Señala que la principal preocupación de los socialistas son “las desigualdades” y critica que Rajoy y Mas no se hablen, pero coincidan a la hora de aplicar recortes sociales.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró hoy en relación al conflicto catalán que, “mientras los socialistas conformamos el punto de encuentro, en un extremo están los del formol y en el otro los de la gasolina”.

En la presentación -en los desayunos de Europa Press- del candidato del PSC al ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni,  el líder del PSOE criticaba así por un lado “el absurdo formol de Rajoy, para que nada cambie, para inmovilizar cualquier posibilidad de cambio seguro y sensato; y disecar a nuestra sociedad como si fueran taxidermistas”. Y por otro, “la gasolina de los pirómanos que cínicamente llaman a incendiarlo todo, mientras uno de cada diez hogares no puede mantener en casa la temperatura adecuada, como ha señalado Cruz Roja Cataluña”.

Sánchez ha lamentado que a ambas posturas les sea “más cómodo vivir del conflicto que trabajar para el acuerdo, que es en lo que estamos nosotros” y ha destacado que, para los socialistas, la principal preocupación son “las desigualdades” que existen en toda España, pero también en Cataluña, donde  hay 70.000 niños que necesitan ayuda para poder comer, se estén cerrando plantas de hospitales o 15.000 jóvenes han tenido que dejar su tierra y su casa para ganarse la vida.

Respecto al candidato Jaume Collboni, Sánchez afirmó que ve en él “un líder de largo recorrido para la Barcelona abierta al mundo que queremos, admiramos y necesitamos”. “Un político para el encuentro, para el civismo, para el diálogo”, que “será un magnífico alcalde para Barcelona”.

“Un líder progresista frente a una derecha, la de aquí y la de allí, que se pelea y a veces ni siquiera se hablan o se hablan por carta como Mas y Rajoy; pero que coinciden, por ejemplo, en los recortes en sanidad, en cerrar plantas de hospitales, en privatizar la sanidad, en los recortes en educación, en investigación…”.

Sánchez inició su presentación hablando de Ernest Lluch, de quien destacó “su sentido de lo colectivo, de lo que nos hace únicos y unidos” y que como ministro de sanidad universalizó el derecho a la salud, aunque para ello “se tuvo que enfrentar a muchas resistencias y a la oposición de los sectores más conservadores”.