Pedro Sánchez subraya que "las grandes transformaciones" que necesita España no pueden venir de la mano del PP, sino de un PSOE "con capacidad de dialogar y tender puentes"

"No os quepa duda de una cosa: voy a ser fiel a nuestros compromisos, leal a nuestros votantes y consecuente con lo que hemos venido diciendo en estos últimos cuatro años", subraya

19/01/2016

El secretario general, Pedro Sánchez, ha subrayado esta tarde en San Sebastián que “las grandes transformaciones” que necesita España no pueden venir de la mano de un PP incapaz de construir consensos, sino que provendrán de un partido como el PSOE “con capacidad para dialogar y tender puentes”.

En un encuentro con cargos públicos y orgánicos socialistas vascos en Donostia, el líder del PSOE ha vuelto a manifestar su voluntad de liderar un gobierno reformista y progresista una vez que Mariano Rajoy no logre su investidura. Para Pedro Sánchez, las transformaciones que necesita el país requieren “de grandes consensos, y no lo puede hacer el PP; lo tiene que hacer un partido con capacidad de dialogar, de tender puentes” como es el PSOE.

Sánchez ha subrayado que, desde el 20 de diciembre, el PSOE no está por establecer “líneas rojas” ni “cordones sanitarios en contra de nadie”, sino por “tender puentes” para abordar las grandes transformaciones que necesita España,  y que para Pedro Sánchez pasan por aspectos como hacer frente a la desigualdad con un sistema fiscal “mucho más justo”; derogar la reforma laboral y aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores; lograr una recuperación justa en favor de la clase media y trabajadora; reconstruir el Estado del Bienestar afectado por los recortes del PP; derogar la LOMCE y establecer un nuevo pacto educativo; reconstruir el pacto de Toledo; reconocer nuevos derechos y libertades en la Constitución, y articular la construcción de la España federal para solventar la crisis catalana.

El secretario general ha remarcado que “nosotros sí escuchamos lo que nos dice la gente; nosotros sí escuchamos el 24 de mayo que teníamos que cambiar las cosas, y también hemos escuchado el pasado 20 de diciembre que hay que cambiar las cosas en España; así que no os quepa duda: nosotros vamos a intentar, en el momento que Mariano Rajoy fracase en su investidura, formar un gobierno progresista y reformista”.

En este encuentro con dirigentes socialistas vascos, Pedro Sánchez ha tenido palabras de elogio hacia el nuevo presidente del Congreso, Patxi López, con quien “llegó el diálogo de nuevo al Congreso” y se pone fin a la “etapa negra” de la mayoría absoluta de un PP, que “gobernó solo y frente a todos”, una actitud que ahora “le está pasando factura”.

El líder socialista ha ironizado con la ausencia de noticias en la prensa acerca de las negociaciones de Rajoy para formar gobierno, “y no es que el PP sea discreto; es que no las hay, porque Mariano Rajoy y el PP son incapaces de ponerse de acuerdo con nadie, salvo con ellos mismos. Por eso nosotros vamos a intentar formar ese gobierno”.

El número uno del PSOE ha concluido afirmando que se siente “fuerte” porque vivimos un momento “apasionante” en el que el partido que lidera “tiene una enorme tarea de transformación, diálogo, de negociación y de modernización de nuestro país” en los aspectos económicos, sociales y en la regeneración democrática. “Y no os quepa duda de una cosa: voy a ser fiel a nuestros compromisos, leal a nuestros votantes y consecuente con lo que hemos venido diciendo durante estos últimos cuatro años”, ha rematado, no sin señalar “que lo mejor está por venir”.

En este acto también han tomado la palabra la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendía, y el secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa, Iñaki Arriola. Sánchez ha agradecido la labor de los cuadros y, especialmente, de los militantes socialistas de Euskadi, y se ha mostrado convencido de que Mendía será la próxima presidenta vasca tras los comicios autonómicos.