PEDRO SÁNCHEZ traslada un mensaje de “confianza” a la ciudadanía y asegura que “España se puede gobernar desde la moderación y desde el diálogo impulsando políticas progresistas y reformistas”

“Ayer España respiró aliviada, se generó una corriente de esperanza y de ilusión” y el PSOE “no va defraudar esas expectativas”.

03/02/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha querido trasladar hoy un mensaje de “confianza” a la sociedad española y ha asegurado que “España se puede gobernar desde la moderación y desde el diálogo impulsando políticas progresistas y reformistas, que es por lo que abogamos los socialistas”.

 

En su intervención en la reunión extraordinaria del grupo parlamentario socialista, en el Congreso, Sánchez pidió a todas las formaciones políticas “que dejen atrás los vetos, los frentes y empecemos a hablar de lo que nos une, que es mucho más que lo que nos separa” y que es, sobre todo, “progreso y cambio”.

 

En este sentido, señaló que el deseo de cambio que los votantes expresaron en las urnas el 20 de diciembre “no es patrimonio ni  de un líder político ni tampoco de una formación política, es patrimonio de millones de españoles y españolas que votaron por el cambio a distintas formaciones políticas”. “A esas fuerzas del cambio les pido públicamente que nos pongamos de acuerdo para que ese cambio se haga realidad”, dijo.

 

Sánchez ha asegurado que “ayer España respiró aliviada y se generó una corriente de esperanza y de ilusión” a la que el PSOE debe dar respuesta y se mostró convencido de que su partido “no va defraudar esas expectativas”. “Ayer se dio salida al bloqueo institucional en el que Mariano Rajoy había metido a España en estos últimos cuarenta días y se abrió una oportunidad de cambiar las cosas en nuestro país, de reorientar las políticas, tanto la económica, como la social y la institucional”, dijo.

 

Apertura del periodo de negociaciones

 

Respecto al periodo de negociación que ahora se abre, Pedro Sánchez aseguró que “iniciamos un camino apasionante, histórico y tenemos que estar a la altura del momento que vivimos”. “En la mochila llevamos ilusión, responsabilidad, principios, convicciones y generosidad”.

 

Por eso –añadió- “cuando en los momentos de negociación con otras formaciones veáis desplantes, arrogancia, propuestas inasumibles, lo que os pido es que respondamos con respeto, como somos los socialistas”. Y hacerlo así “por nuestro partido, por nuestro proyecto y por millones de españoles y españolas que lo que quieren es un Partido Socialista a la altura y que propicie de verdad ese cambio de gobierno”.

 

Tras señalar que “en ese camino os necesito a todos”, anunció que esta misma tarde se iniciarán las conversaciones con Coalición Canaria, Nueva Canaria, Unidad Popular y Compromís. Que mañana la reunión será con Ciudadanos y el viernes por la mañana con Podemos.

 

La intención –explicó Pedro Sánchez- es llegar al sábado por la mañana habiendo celebrado reuniones” con las fuerzas parlamentarias que consideramos puede apoyaros en una investidura” y en la formación de “un gobierno estable, de progreso y reformista para los próximos cuatro años”.

 

El líder socialista les ha pedido a sus compañeros de Grupo “algo que sé que me vais a dar y que yo os devolveré: confianza, apoyo, trabajo, dedicación y compromiso”; además de “mucha energía e ilusión, para abrir y hacer realidad ese cambio que tanto desean los españoles”.

 

Propuestas ante los 4 grandes desafíos de España

 

A su juicio, “el cambio no solo es de políticas sino también de formas de hacer política. El cambio no es quítate tú para ponerme yo, no es hablar de sillones”. Sin embargo, remarcó que “el cambio también tiene que ser en el fondo, reorientar las políticas”. “Antes del con el quién tendremos que responder para qué queremos formar gobierno y la respuesta es que el PSOE no forma gobierno como un fin en sí mismo, sino que intentará formar gobierno para ofrecer soluciones a los problemas de los ciudadanos”, explicó.

 

Así, señaló que el gobierno del PSOE tratará de dar respuesta a los cuatro grandes desafíos que tiene nuestro país que son el empleo, la desigualdad, la confianza en las instituciones y la lucha contra la corrupción y la convivencia.

 

Como explicó Pedro Sánchez el PSOE dará prioridad a la creación de empleo y que este sea de calidad y con derechos, al impulso a planes de empleo juvenil; del mismo modo que mostró su compromiso de controlar el déficit público y garantizar la estabilidad de nuestras cuentas públicas, así como de llevar a cabo una reforma de nuestro sistema fiscal.

 

Habló también de la propuesta de llevar a cabo gran pacto educativo, por la ciencia y por la cultura y de adoptar medidas contra la desigualdad y para erradicar la pobreza como el Ingreso Mínimo Vital. Junto a ello cito el planteamiento que harán los socialistas para reactivar la ley de Dependencia o recuperar la universalidad de la sanidad pública. También se ha referido y ha enumerado varias medidas para alcanzar un gran acuerdo para la regeneración democrática y luchar contra la corrupción.

 

Respecto a la crisis de convivencia, y tras lamentar que el PP amenace ahora con que un gobierno del PSOE rompería España, aseguró que “si algo ha demostrado el inmovilismo de Rajoy es que hoy más que nunca está en riesgo la integridad territorial” y que, por el contrario, “siempre que ha gobernado el Partido Socialista, ha sido con democracia, con voluntad política y con diálogo como hemos vencido esos desafíos soberanistas”. “Así que, si alguien en nuestro país puede garantizar una España unida y reconocible en su identidad, es precisamente el PSOE”, cuya reforma constitucional, que aboga por caminar hacia un Estado federal, “será la mejor manera de articular la unidad de España y reconocer su diversidad”.