Pedro Sánchez ve una "mala noticia" la dimisión de Torres-Dulce, que demuestra una "involución" en la división de poderes

Dice que es "una mala noticia para la independencia de la Fiscalía General del Estado"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha calificado este jueves de "muy mala noticia" la dimisión del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, y ha subrayado que demuestra una "involución" en la división de poderes.

 En declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara Baja, al finalizar el último Pleno de 2014, Sánchez ha recalcado que la marcha de Torres-Dulce es "una mala noticia para la independencia de la Fiscalía General del Estado" y, precisamente, ha pedido al  Gobierno que respete la "independencia" al nombrar a su sucesor.

   Previamente, en un comentario en su cuenta de Twitter, ha subrayado que esta dimisión "expresa la falta de respeto del Gobierno" a la "imparcialidad" del Ministerio Público. "Necesitamos una explicación inmediata de Rajoy", ha recalcado.

PETICIÓN DE COMPARECENCIA EN EL CONGRESO    

Pocas horas después del anuncio de Torres-Dulce, el PSOE ha registrado una

petición para que el presidente del Gobierno explique al Congreso cuál ha sido su "responsabilidad" en la dimisión del fiscal general del Estado, tal y como había anunciado previamente el propio portavoz parlamentario de los socialistas, Antonio Hernando.

   Hernando ha señalado que Rajoy "ha hecho dimitir" a Torres Dulce "por miedo" y porque cree que el Gobierno le ha "presionado", y ha pedido que acuda al Congreso de manera "inmediata" a dar las correspondientes explicaciones.