Pedro Sánchez: “Yo no me rindo: Iglesias y Rivera me tendrán hasta el último minuto como aliado del cambio”

El secretario general del PSOE pide a Pablo Iglesias que desbloquee la situación “para que juntos pongamos fin al Gobierno de la vergüenza” del PP

12/04/2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado hoy que “mi mano sigue tendida, yo no me rindo”. “Hasta el último minuto de la legislatura”, ha afirmado, los líderes de Podemos y de Ciudadanos “me tendrán como aliado para conseguir el cambio que necesitan los españoles”. En este sentido, ha insistido en que defenderá “hoy y siempre, hasta el último minuto, hasta el último segundo, esta alianza que podemos protagonizar las tres fuerzas del cambio”. “Un cambio plural y transversal, representativo de la sociedad española”, que es posible “si anteponemos los intereses generales a los particulares”, tal como están demostrando las votaciones en el pleno y en las comisiones.

Ante el plenario de los diputados y los senadores del Grupo Socialista, Sánchez ha afirmado que “juntos los tres podemos recuperar la universalidad de la sanidad pública, revitalizar la ley de dependencia, recuperar derechos sociales perdidos, reconstruir el Estado del bienestar, regenerar la vida democrática de nuestro país y alejar a España de la desigualdad, de la corrupción y del enfrentamiento entre territorios”. “El objetivo y los cambios que podemos introducir en la vida de los españoles son tan poderosos que le pido a Iglesias que abandone los vetos y los sillones, y a Rivera, que abandone las líneas rojas y nos entendamos las tres fuerzas políticas para lograr el cambio”, ha añadido.

“Si estamos de acuerdo con muchas de las medidas que impulsamos, ¿cómo es posible que en el Gobierno de España no pueda haber también este entendimiento?”, se ha preguntado, “¿por una mera cuestión de sillones?”. Ese cambio es posible “si anteponemos los intereses generales a los particulares y si todas las fuerzas políticas del cambio entendemos y nunca olvidamos cuál es el mandatos que nos dieron los ciudadanos el pasado 20 de diciembre: acabar con el gobierno de Rajoy, con la desigualdad, con la corrupción y el enfrentamiento entre territorios que han provocado el presidente del Gobierno en funciones y su partido”.

Sánchez ha alertado sobre la degradación moral del gobierno del PP y ha pedido al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que “desbloquee la situación, para que juntos pongamos fin con el Gobierno de la vergüenza, para que Soria deje de ser ministro y quien le nombró deje de ser presidente del Gobierno”. “Sólo por eso vale la pena que nos aliemos”, ha añadido, para advertir que es “una paradoja pedir por la mañana la dimisión del ministro de Industria en funciones y por la tarde dar el indulto al señor Rajoy para que siga siendo presidente del Gobierno.

El líder socialista ha recordado también que ha cumplido con lo que dijo: “no voy a ser presidente a cualquier precio”, y a pesar de los insultos que ha recibido, ha constatado que “los que me acusaron de querer echarme en brazos de los independentistas con tal de querer ser presidente del Gobierno, ahora callan”. Yos que le acusaron de querer hacer la gran coalición con el PP “han acabado votando contra un candidato a presidente socialista al lado del PP”. “Nunca he olvidado el mandato de los votantes el pasado 20D, le pido a Iglesias que tampoco lo olvide”. “A lo mejor el señor Iglesias vive mejor con Rajoy como presidente de Gobierno que conmigo, pero millones de españoles que votaron a Iglesias viven peor con Rajoy como presidente del Gobierno.

También ha afirmado que PSOE y Podemos “coincidimos en el diagnóstico” en el tema de Catalunya, y ha recordado que los socialistas ya hace tiempo que advierten de esta crisis política. “No coincidimos en la solución, queremos votar por el acuerdo y no por la ruptura, pero sí que estamos de acuerdo que para arreglar la situación de Catalunya, tenemos que ponernos de acuerdo y echar a Mariano Rajoy”. Por ello, ha pedido a Iglesias que, también para resolver la cuestión catalana, “pongamos en marcha la nueva legislatura”. Sánchez quiere que Podemos “sea también un actor político del cambio”. Por eso, “en esta hora límite le pido a Iglesias que se decida por el gobierno del cambio, a favor de la unión de las tres fuerzas políticas del cambio y que evite las elecciones”. Si lo hace, el compromiso del secretario general del PSOE “será hacer un gobierno transversal y representativo, plural ejemplar, social y parlamentario”.

El líder del PSOE se ha referido a la ronda de contactos que ha anunciado el rey Felipe VI que va abrir los días 25 y 26 de abril. “Ha llegado la hora de tomar una decisión: unir a las tres fuerzas del cambio, sin exclusiones y sin vetos, o dar una segunda oportunidad a Rajoy con la repetición de las elecciones”. “Y le digo a Iglesias que cuando tome la decisión, se pregunte por qué le votaron los españoles el 20D: poner fin a Rajoy como presidente del Gobierno”. “Para cambiar las políticas hay que cambiar el Gobierno”, por lo que ha recordado que el pacto con C’s incluye “crear un ingreso mínimo vital para los 750.000 hogares que no tienen ninguna prestación, recuperar los convenios colectivos eliminados por la reforma laboral del PP, reconocer las becas como derecho, articular de nuevo el pacto de Toledo para asegurar las pensiones o un pacto de lucha contra la violencia de género”.

“Tenemos que cambiar actitudes, porque la nueva política no son los dogmas, no es la intransigencia, no es la rigidez, es acordar, anteponer los intereses generales a los intereses personales, a los sillones”, ha insistido, “es hablar de soluciones y no de sillones, de las cosas que nos unen y no de las que nos separan”.  Si Iglesias no está de acuerdo con el acuerdo con C’s del PSOE, “que nos diga en qué: ¿en cuántas de las 200? Pongamos en marcha las otras, pero echemos a andar la legislatura, que no se bloquee el gobierno del cambio”. “Le pido que desbloquee la situación para poner en marcha las medidas en las que estemos de acuerdo, y que en el Congreso y el Senado podamos alcanzar acuerdos para las medidas en las que no hay consenso”.

Por último, ha querido insistir nuevamente en que con el PP “no hay posibilidad de acuerdo”, porque lo que nos separa del PP “son las políticas que nos han llevado a la desigualdad, su falta de ejemplaridad y sus eternos casos de corrupción. En este sentido, ha afirmado que el PSOE “respetamos a los siete millones de votantes del PP”, pero ha reiterado que es imprescindible para la regeneración democrática de este país “que pase a la oposición, que se limpie, que se regenere y renueve sus liderazgos”. Por todo ello, ha vuelto a pedir a Iglesias y Rivera que  se dejen de vetos y exclusiones y que entre los tres “pongamos en marcha el cambio que merecen los ciudadanos”. “Demos una oportunidad al cambio, somos 15 millones, 199 escaños y tres partidos políticos que compartimos un objetivo: el del cambio”.