Pedro Sánchez: "Yo soy un político limpio y mi gobierno será el gobierno de la honradez intransigente"

Sobre el procesamiento de Chaves y Griñán, expresa respeto al trabajo de los jueces y subraya que "ya asumieron su responsabilidad política hace un año" cuando renunciaron a sus cargos

01/06/2016

“Yo soy un político limpio. Los españoles deben tener la seguridad de que si soy elegido presidente del gobierno a partir del 26 de junio mi gobierno será el gobierno de la honradez intransigente. Porque eso es lo que merecen los españoles y en especial aquellos que están sufriendo en primera persona los efectos de la crisis y los recortes del PP”, ha afirmado hoy el secretario general y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez.

En referencia a la decisión del juez de procesar a Manuel Chaves y José Antonio Griñán por el caso de los ERE, Pedro Sánchez ha defendido la presunción de inocencia de los ex presidentes andaluces, ha mostrado su respeto al trabajo de los jueces -“no voy a hacer como el PP que cuestiona el trabajo de los jueces”, ha dicho- y ha subrayado que, desde el punto de vista político, “el señor Chaves y el señor Griñán asumieron en primera persona su responsabilidad política el año pasado” cuando dimitieron de sus cargos y, además, ambos “han anunciado que se dan de baja como militantes de forma voluntaria y temporal”.

El líder socialista ha recalcado que “el PSOE tiene un código ético exigente que aprobó la ejecutiva que yo estoy dirigiendo, fuimos el primer partido en nuestro país que firmó un convenio con transparencia internacional, y nuestras cuentas se pueden ver y consultar directamente en la página web del partido. De otras formaciones políticas habrá que preguntar a la Audiencia Nacional”. “El PSOE está respondiendo con contundencia, con los niveles de exigencia que la ciudadanía reclama a sus representantes, a los partidos políticos, y eso es algo que los ciudadanos españoles están viendo y apreciando”, añadió.

26J: nueva oportunidad para el cambio

En declaraciones a los medios de comunicación, tras el encuentro mantenido con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, el líder socialista ha señalado que “el próximo 26 de junio los españoles, con su voto, van a decidir tres cosas: si hay o no cambio en España; si queremos que España tenga políticas progresistas o continúe con políticas de recorte injustas y regresivas, como las que estamos sufriendo ahora mismo; y quién va a ser el próximo presidente del Gobierno. Estoy convencido de que confiarán de forma mayoritaria en el PSOE”.

Sánchez ha asegurado que “España tiene una nueva oportunidad de poder cambiar las cosas” y los ciudadanos ahora saben “qué es lo que hemos hecho todos con nuestras promesas del pasado 20D, quienes trabajamos porque hubiera un gobierno, porque hubiera un cambio a favor de políticas progresistas, y quienes bloquearon ese cambio”.

“He demostrado ser un político que hace lo que dice”, afirmó Sánchez. Los compromisos que asumo los asumo en primera persona, tienen fecha, son firmes”. Por eso, “si soy presidente del gobierno a partir del 26 de junio estoy tan convencido de que voy a cumplir con esos compromisos que he asumido el compromiso añadido de someterme a una moción de confianza a los dos años para poder someterme ante los representantes de los ciudadanos a una evaluación de los objetivos de mi futuro gobierno”, se comprometió.

Cataluña

En otro orden de cosas, el secretario general del PSOE ha constatado que “cualquier candidato a la presidencia del gobierno que quiera dirigir este país durante los próximos cuatro años tiene que afrontar el desafío del problema en Cataluña. Lo que no podemos hacer es seguir inmóviles como el presidente del gobierno actual”.

Sánchez ha señalado que “el PSOE, siempre que ha gobernado, ha garantizado la unidad de España. Siempre que ha gobernado el PSOE en España el independentismo ha bajado y siempre que ha gobernado la derecha desgraciadamente se ha dado alas al independentismo” y ha subrayado que “frente al rupturismo de unos y el inmovilismo de otros”, la solución que plantea el PSOE “es una propuesta sincera, honesta, política, y constitucional, que es la reforma de nuestra Constitución”.