Pedro Saura: "Presentamos una enmienda a la totalidad de la política fiscal y presupuestaria del Gobierno porque nos lleva a una sociedad low cost"

Madrid, 28 de abril de 2017.- “Presentamos una enmienda a la totalidad de la política fiscal y presupuestaria del Gobierno, porque nos lleva a una sociedad low cost”, ha afirmado hoy el portavoz de Economía, Pedro Saura, en declaraciones en el Congreso tras registrar la enmienda a la totalidad del Grupo Socialista al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017, solicitando su devolución al Gobierno.

 

"Es una enmienda a la totalidad a la política fiscal y presupuestaria del Gobierno", explicó Saura, porque los PGE impiden que el crecimiento económico llegue a la mayoría de los ciudadanos, “no llega porque hay una política presupuestaria y fiscal que nos lleva  a una sociedad low cost, con un Estado Social mínimo”.

 

“Durante los años de la crisis económica, la derecha española, el PP, Rajoy, Montoro, De Guindos, nos dijeron que había que apretarse el cinturón para salir de la crisis económica”, recordó Saura, para subrayar que “fundamentalmente las rentas medias, los trabajadores, se apretaron cinturón por la vía de empleos precarios, de salarios cada vez más bajos, salarios de miseria, por la vía de ir reduciendo el Estado del bienestar, de ir reduciendo el peso del gasto social en la riqueza nacional”. “Y ahora que los datos macroeconómicos son mejores, a esos que se apretaron el cinturón, a la mayoría de españoles, se les dice que el gasto social tiene que seguir perdiendo peso en el PIB y que va a tener cada vez menos poder de compra”, ha lamentado, para denunciar que “no era la crisis económica, es la derecha española, Rajoy, son las políticas de apostar por una sociedad low cost lo que nos lleva también a un Estado social mínimo”.

 

Los PGE consolidan la desigualdad

 

“Estos PGE consolidan la desigualdad”, ha denunciado Saura. “Hay recuperación, hay crecimiento económico, los datos son mejores, pero  el gasto social pierde peso en el PIB, los impuestos indirectos han crecido desde el 2014 para las rentas medias y trabajadores -los que han contribuido en mayor medida a salir de la crisis-, y sin embargo ha habido un regalo fiscal para las rentas más altas y grandes empresas - quienes más se han beneficiado de la salida de la crisis -, que asciende a la friolera de 18.000 millones de euros desde 2014”, ha resumido Saura.

 

“Desde la derecha española, Rajoy, el Gobierno, entienden que para ser competitivo hay que incrementar la desigualdad, tener un estado social mínimo, bajar los impuestos a las rentas más altas y grandes corporaciones”, ha denunciado el portavoz socialista de Economía.

 

Así, en su enmienda a la totalidad el Grupo Socialista subraya que “los PGE para 2017 contienen previsiones de ingresos irreales, incrementan la desigualdad, no contribuyen a una recuperación inclusiva y no apuestan por la modernización de la economía española”.

 

El Grupo Socialista denuncia que la reforma laboral del PP –que impide empleos dignos y relaciones equilibradas entre trabajadores y empresarios- y la política fiscal del Gobierno -"que ha apostado por hacer del Estado del bienestar un Estado social mínimo, bajándole los impuestos a las rentas más altas y a las grandes empresas"-, impiden que el crecimiento actual  del 3% llegue a los españoles que peor lo han pasado durante la crisis.

 

En la enmienda socialista se advierte de que el proyecto de PGE del Gobierno “vuelve a tener una previsión de ingresos irreal”, como ha señalado hasta el Presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) en su última comparecencia en el Congreso de los Diputados, porque “la previsión de recaudación del IRPF está sobrevalorada” y “se inflan los ingresos por cotizaciones a la seguridad Social, para ocultar que la única vía para reducir el déficit del sistema público será recortar las pensiones públicas a medio plazo”.

 

Los socialistas señalan que el ajuste fiscal realizado el año pasado (desde el -5,1% del PIB en 2015 al -4,3% en 2016) se ha logrado fundamentalmente por la vía de la contención del gasto público), cuando la AIReF pone también de manifiesto que el problema estructural del déficit público está más relacionado con la falta de ingresos que con el exceso de gasto.

 

Se trata de unas cuentas “que perjudican directamente a más de 12 millones de personas, entre pensionistas y funcionarios”, dice el texto de la enmienda. Así, se advierte de que “tras seis años de Gobierno del PP el escenario económico, social y político en España es muy preocupante y requiere adoptar un cambio en la política económica seguida hasta el momento, que se aleje del recorte del gasto y la precariedad en las condiciones de trabajo que se contienen en estos Presupuestos”.