Pérez Domínguez: "Gobierno y PSOE siguen trabajando en aras de la igualdad e integración de las personas con discapacidad en todos los ámbitos"

Ante la aprobación del Real Decreto que regula la participación de las personas con discapacidad en la vida política y en los procesos electorales_x000D_ _x000D_

La Secretaria de Bienestar Social, Marisol Pérez Domínguez, expresó hoy su satisfacción por la aprobación por parte del Consejo de Ministros del Real Decreto que regula la participación de las personas con discapacidad en la vida política y en los procesos electorales, ya que demuestra que el Gobierno y el PSOE “siguen trabajando en aras de la igualdad e integración de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida”.

A juicio de la responsable socialista, este reglamento, que se podrá aplicar en las próximas elecciones de mayo y para todo tipo de procesos electorales, “hace real y efectivo el derecho constitucional de las personas con discapacidad para participar en la vida política y en los procesos electorales en condiciones de igualdad, eliminado cualquier tipo de discriminación”.

“Hoy es un gran día y hay motivos suficientes para alegrarnos por ello-dijo- pero esto no nos debe apartar de la hoja de ruta que desde el año 2004 tiene trazada el Gobierno socialista de trabajar por la integración en igualdad de derechos de las personas con discapacidad y sus familias”.

Unos avances que siempre se han hecho buscando la “participación y el consenso con la sociedad civil y con las organizaciones que representan a las personas con discapacidad”, algo que también ha ocurrido en la elaboración de este Real Decreto.

Así, recordó que en el año 2007 el gobierno ya reguló el procedimiento de voto accesible de las personas con discapacidad visual, algo que se hizo efectivo en las pasadas elecciones generales.

Pérez Domínguez apuntó que con la aprobación de este reglamento se da cumplimiento y se desarrolla lo establecido previamente por las siguientes normas: Ley 51/ 2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad (LIONDAU); Convención de NNUU sobre los derechos de las personas con discapacidad, y Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas (Ley de lengua de signos). Por supuesto, el reglamento está debidamente coordinado con los principios que desarrollan nuestro sistema electoral, regulados en la LOREG.

El contenido del Reglamento se agrupa en cuatro grandes apartados: las medidas para facilitar el ejercicio del derecho de sufragio activo; medidas para facilitar la participación en la Administración Electoral, (por ejemplo, que si una persona con discapacidad auditiva es designada como miembro de una mesa electoral pueda valerse de un intérprete de lengua de signos que ha de ser facilitado por la Administración); medidas para facilitar la participación en la vida política y, por último, medidas de evaluación, que posteriormente servirán para elaborar una guía de buenas prácticas.