Pérez Domínguez: “Se trata de un avance fundamental en el derecho de los ciudadanos comunitarios a la asistencia sanitaria en cualquier país de la UE”

“Demuestra que nuestro Sistema Nacional de Salud se ha convertido en un referente a nivel europeo y mundial” _x000D_

La Secretaria de Bienestar Social del PSOE, Marisol Pérez Domínguez, destacó hoy que la aprobación en el Parlamento Europeo de la directiva de asistencia sanitaria transfronteriza supone “un avance fundamental en el derecho de los ciudadanos comunitarios a la asistencia sanitaria en cualquier país miembro de la UE”, ya que define claramente cuáles son los derechos y las condiciones en las que un ciudadano europeo puede acceder a los servicios sanitarios en otro país miembro de la UE

Pérez Domínguez expresó su satisfacción por la aprobación de este texto, que ha salido adelante con la propuesta española, que se basa en el modelo español, y que define claramente cuáles son los derechos y las condiciones en las que un ciudadano europeo puede acceder a los servicios sanitarios en otro país miembro de la UE, ya que demuestra que “nuestro Sistema Nacional de Salud se ha convertido en un referente a nivel europeo y mundial”.

“Debemos felicitarnos como país y especialmente, felicitar al Gobierno de España por el trabajo realizado durante la Presidencia Española de la Unión Europea, ya que gracias a sus esfuerzos se ha conseguido este importante avance en el derecho de todos los ciudadanos comunitarios a la asistencia sanitaria”.

En este sentido, apuntó que, “después de varios años de arduo trabajo, el texto aprobado viene a ratificar y a reforzar la correcta posición que siempre ha mantenido y defendido el Gobierno español en relación al llamado turismo sanitario”. En definitiva, una forma más de proteger nuestro sistema nacional de salud y por tanto, el estado del bienestar europeo.

La dirigente del PSOE explicó que, a pesar de los avances que recoge la directiva, el Gobierno español seguirá apostando por crear un marco comunitario claro de prestación de servicios sanitarios en la UE; eliminar barreras en cuanto a la circulación de pacientes; garantizar un acceso equitativo en las prestaciones sanitarias y tener una cartera de servicios compartida para todos los ciudadanos, con calidad y seguridad en las prestaciones sanitarias en los centros y servicios de todos los países que forman parte de la UE.

Pérez Domínguez ha destacado que, a partir de ahora, el trabajo será la “coordinación” entre los diversos estados miembros, para ver cómo se traspone la citada directiva al ordenamiento jurídico de cada estado, algo que tendría que estar resuelto a mediados de 2013. “En el caso particular de España, -dijo-se trataría de establecer mecanismos de coordinación entre las diferentes CCAA”.