Pilar Lucio: El nombramiento de Cañete como comisario de Clima y Energía es un "despropósito" y una "muy mala noticia para la política medioambiental europea"

Recuerda que el Gobierno del que formó parte provocó "un fuerte retroceso" en esta materia en España, ya que adoptó medidas para poner fin al desarrollo de las energías renovables o ceder nuestros recursos naturales a intereses privados

La Secretaria de Cambio Climático y Sostenibilidad, Pilar Lucio, ha calificado de “enorme despropósito y una muy mala noticia para la política medioambiental europea” el nombramiento de Miguel Arias Cañete como Comisario Europeo de Clima y Energía”

         Lucio ha señalado que “la gestión de Cañete al frente de la responsabilidad ambiental en el Gobierno de España ha hecho que nuestro país haya sufrido un fuerte retroceso en esta materia” y, en ese sentido, ha recordado “el desmantelamiento en dos años de la mayor parte de la legislación ambiental aprobada por gobiernos socialistas (Ley de Costas, Ley de Evaluación Ambiental, Ley de Responsabilidad Ambiental…), con el único objetivo de lograr un beneficio económico con el que favorecer a unos pocos privilegiados”.

         La portavoz socialista se ha referido entre otras cuestiones a la modificación de la Ley de Costas, recurrida por el PSOE al Tribunal Constitucional, “que rebaja y reduce el nivel de protección de nuestro litoral, no garantiza la integridad del dominio público y amplia concesiones injustificadamente”

         También ha subrayado que el Gobierno del PP, del que el nuevo comisario era miembro destacado, “impulsó como primera medida un Real Decreto que suponía el fin del desarrollo de las energías renovables en España y un castigo injustificable a un sector en el que nuestro país que ha sido líder mundial hasta hace muy poco”.

         “Es incomprensible que Europa acepte como comisario del Clima y Energía a Arias Cañete, cuyo partido ha sido en el mundo uno de los principales negacionistas del cambio climático, que defiende las prospecciones petrolíferas y el fracking como solución por encima de las energías renovables para disminuir nuestra dependencia energética y que frente a la defensa que cualquier Estado debe hacer de nuestros recursos naturales, ha cedido a intereses privados.